Punto por punto, las propuestas que la UIA elevó al Gobierno para hacer frente a la salida del aislamiento

La Unión Industrial Argentina acercó al gabinete nacional una serie de propuestas para relajar la cuarentena en sectores productivos. Incluye la vuelta al trabajo de rubros como los metalúrgicos, las papeleras y tabacaleras, comercio exterior y además reclama una baja impositiva.

La Unión Industrial Argentina acercó al Gobierno una serie de propuestas con el fin de relajar la cuarentena en determinados sectores que hoy se encuentran virtualmente paralizados padeciendo los efectos del aislamiento. El objetivo, señalan en el documento al que accedió ámbito.com, es "hacer frente a la emergencia que atraviesan tanto empleadores y trabajadores en el sector industrial, como la sociedad en su conjunto".

En las últimas horas, el presidente Alberto Fernández confirmó que el aislamiento social, preventivo y obligatorio se extenderá más allá del 13 de abril pero adelantó que habrá flexibilización para algunos sectores de la economía local. Desde la UIA, elevaron al gabinete nacional un conjunto de propuestas para "incorporar nuevos sectores entre los considerados esenciales" que incluyen rubros como las metalúrgicas, las papeleras y las tabacaleras, entre otras.

Entre las medidas para superar la crisis en el aparato productivo destacan la necesidad de "ampliar progresivamente el número de industrias que pueden producir, considerando en primer lugar a aquellas proveedoras de insumos de la de las cadenas de valor de sectores esenciales y sectores exportadores que pueden/desean operar (papeleras, envases, metalúrgicas, plásticos, químicos, aluminio, entre otras)".

Además, también apuntan a que se permita a las empresas vinculadas al sector minero "poder cumplir órdenes de pedido", al igual que la Industria autopartista vinculada al transporte de carga "para evitar incumplimiento de órdenes de pedidos internacionales y abastecer la cadena logística".

Asimismo, consideraron necesario hacer un "monitoreo" de las empresas que cuentan con capacidad de reconversión para orientarlas hacia la fabricación de productos necesarios en la crisis como el alcohol en gel, textiles de seguridad, respiradores y equipamiento médico, entre otros. Así de esta manera se las podría incluir entre las exceptuadas del aislamiento y dotarlas de financiamiento.

Uno de los puntos que también resaltan tiene que ver con un posible incremento exponencial del efecto de la pandemia que derive en un aumento de la cifra de fallecidos. En ese sentido y a tono con la situación, piden incorporar como actividad esencial a la fabricación de ataudes.

Por otro lado, remarcan como fundamental que se brinde rápidamente liquidez y "mejorar condiciones de acceso al crédito (plazos, montos, tasas, requisitos, períodos de gracia) a las empresas, monotributistas, autónomos y familias para hacer frente a la menor demanda externa e interna".

Con respecto al lugar que ocupa el costo de la energía en la producción, propusieron "disminuir el impacto y suavizar la carga de las tarifas energéticas durante la crisis".

En cuanto al Comercio Exterior, pidieron al Gobierno "facilitar las ventas externas, generando divisas genuinas para el país y proveer mercados del exterior". Con ello también "se espera aprovechar la oportunidad para abastecer mercados foráneos desabastecidos por el cierre de otros productores y mercados."

En igual línea, remarcaron que "debe asegurarse la provisión del exterior, en particular de los elementos esenciales para la crisis, facilitarla para aquellos productos necesarios que no se producen localmente".

Ante la crisis económica, propusieron "alivianar la carga impositiva en empresas, monotributistas y autónomos afectados por la menor demanda y las dificultades para producir" con el objetivo de "sostener el empleo y sostener la producción".

Otro de los puntos reclamados al gabinete nacional tiene que ver con las entidades financieras y los bancos. Para el caso piden "restablecer operatoria bancaria esencial para empresas" que necesiten realizar "Depósitos de efectivo y cheques" en las sucursales que todavía no lo han implementado; descuento de cheques de pago diferido en sucursales y/o aceptando fotos de los cheques; rechazo de cheques por fuerza mayor y no por falta de fondos, entre otras.

Punto por punto, las propuestas de la UIA al Gobierno

  • Para maximizar el alcance de las líneas con tasa máxima del 24% lanzadas por el BCRA, de modo de garantizar el pago de sueldos y sostener la cadena de pagos, es necesario acompañar las mismas con garantías públicas.

a) Incrementar el fondeo del FOGAR (Fondo de Garantía Argentino): esto permitirá otorgar avales a PyMEs, y así mejorar las condiciones de acceso en términos de montos y plazos. Es necesario ampliar los $30.000 millones anunciados para el cumplimiento de estos objetivos.

b) Incrementar el fondeo del FONDEP (Fondo Nacional de Desarrollo Productivo) para permitir:

i) Subsidiar préstamos con una tasa sustancialmente más baja (equivalente a la Badlar – 10%) a todos los sectores, en particular para PyMEs

ii) Otorgar créditos a empresas en crisis o con balances con estrés financiero que no puedan ser sujetos de crédito. Un aporte de unos $150.000 M en estos instrumentos podría traducirse en montos de crédito de entre $300.000 y $450.000 millones (tomando en cuenta un apalancamiento de entre dos y tres veces, debido al contexto).

  • Implementar de forma generalizada en todo el sistema parte de estas líneas mediante la ampliación de los acuerdos por descubierto de cuenta corriente, para las PyMEs que acrediten sueldos en las entidades, en forma similar a lo que ha lanzado el Banco Nación. Esto permitirá mayor velocidad en el otorgamiento.
  • Extender el acceso de estas líneas a grandes empresas, para garantizar liquidez y evitar potenciales cortes de la cadena de pagos, tanto de las que operan (y requieren capital de trabajo, pagar insumos a proveedores y salarios) como de las que no operan (y también deben afrontar gastos), pagar salarios y proveedores, en su mayoría MiPyMEs.
  • Restablecer operatoria bancaria esencial para empresas de

a) Depósitos de efectivo y cheques en las sucursales que todavía no lo han implementado. Por ejemplo, otorgando turnos digitales para atención personal evitando aglomeración de gente.

b) Descuento de cheques de pago diferido en sucursales y/o aceptando fotos de los cheques.

c) Servicios de gestión de pago a proveedores y administración de valores diferidos (paylink, Citibank, Santander, Galicia, HSBC, BBVA, etc).

d) Rechazo de cheques por fuerza mayor y no por falta de fondos, para no afectar el scoring bancario. Cada banco está implementando su propia respuesta al respecto.

e) Solucionar problemáticas asociadas a los tokens físicos (indisponibles porque quedaron en oficinas o plantas cerradas) y accesos de seguridad digitales.

  • Incrementar la demanda por instrumentos PyME aumentando de 5% a 10% el porcentaje de fondos que destinan las aseguradoras estipulado por el inciso k, y efectivizar rápidamente su cumplimiento.
  • Habilitar mercado de capitales, en particular el funcionamiento de Fondos Comunes de Inversión de bancos para garantizar liquidez de empresas para el pago de salarios. Muchas empresas PyMES tienen su disponibilidad de caja invertida en estos instrumentos (FCI Money Market) para no perder poder adquisitivo y evitar impuesto de inversiones en plazos fijos.
  • Incluir en la reglamentación de las medidas dispuestas en los artículos 8 y 9 del Decreto 332/20 (Asignacion Compensatoria y REPRO) la posibilidad de aplicar a los beneficios para los empleadores que pese a estar incorporados en las cadenas de valor de actividades esenciales, ven su actividad perjudicada por el impacto de las medidas de aislamiento en su cadena productiva.
  • Acelerar el otorgamiento y ampliar el fondeo al programa REPRO para la asistencia de empresas en crisis.

a) Operativizar ágilmente los pagos (pagos que ingresen en forma directa al empleador o a cuenta sueldo)

b) Resolver problemas preexistenteas para cargar los datos al TAD en empresas grandes (se registraron demoras de un mes hasta que podían subir la nómina entera)

c) Implementar un procedimiento abreviado para iniciar los procedimientos Preventivos de Crisis, atentos a que los requisitos actualmente vigentes resultan de imposible cumplimiento (vgr Certificados emitidos por colegios profesionales). Se sugiere acudir a las liquidaciones mensuales de IVA para acreditar la disminución de ventas.

  • Garantizar una vía administrativa ágil para la homologación remota de acuerdos individuales y colectivos que se celebren con motivo del 223bis de la LCT. Una posibilidad es tomar parte de las experiencias alemana y brasilera.
  • Incorporar incentivos para garantizar el presentismo que permita operar a las industrias vinculadas a actividades esenciales, como la exención del impuesto a las Ganancias de la 4 categoría para los trabajadores que presten servicios en forma efectiva.
  • Resolver las cuestiones pendientes vinculadas a las sumas no remunerativas percibidas por los trabajadores impedidos de prestar servicios por encontrarse sometidos a las medidas de aislamiento social preventivo y obligatorio; así como la eximición del pago de contribuciones sobre horas suplementarias (203 LCT) y trabajadores eventuales (99 LCT).
  • Establecer el requisito para el personal de presentar DDJJ informando situación personal en relación con la posibilidad de contraer Coronavirus, debido al contacto con posibles casos.
  • Establecer la obligatoriedad de informar al empleador de manera inmediata el resultado del test de Coronavirus.
  • En caso de sostenerse o profundizarse la crisis, exención/reducción de contribuciones patronales a todo el personal para sostener el empleo.
  • Prórroga para la presentación y pago de los tributos nacionales, provinciales y municipales devengados en los meses de marzo y a abril (o lo que duren las medidas excepcionales). Pueden aplicarse extensiones diferenciales para MiPyMEs y grandes empresas.
  • Aplicación de estímulos a los que cumplen el calendario original de obligaciones de modo de incentivar a los sectores que cuenten con liquidez para el cumplimiento de los pagos.
  • En este sentido, considerar cumplidas en término las presentaciones y pagos cuyo vencimiento operó en marzo de 2020, de efectivizarse el mismo hasta el 20/04/2020 (o una semana a partir del fin de las medidas excepcionales).
  • Complementariamente, prorrogar la vigencia de los certificados PyME.
  • Extensión del período de deudas comprendidas en la moratoria PyME vigente hasta el 31/03/20 e implementar un plan de pagos en condiciones equivalentes para las deudas generadas en la crisis.
  • Lanzamiento de moratoria/plan de pagos para grandes empresas, para permitir refinanciar las deudas acumuladas en el período de crisis.
  • Suspensión al impuesto a los créditos y débitos por 30 días (o lo que duren las medidas excepcionales dispuestas) para promover las transacciones electrónicas.
  • Permitir aplicar créditos fiscales existentes por impuesto a los débitos y créditos al pago de todos los impuestos nacionales, incluyendo los aduaneros o seguridad social (actualmente solo se toma a cuenta para pago de ganancias, ganancia mínima presunta y contribución especial sobre el capital de cooperativas).
  • Aceleración de la devolución de los saldos a favor de las empresas (saldo técnico de IVA, reintegros, regímenes especiales)
  • Suspensión de pagos por adelantado impuestos (regímenes de anticipo, pagos a cuenta, etc.). Esto comprende: anticipo de impuesto a las ganancias, pagos a cuenta de impuestos nacionales y aduaneros, etc.
  • Suspensión de los regímenes de recaudación bancaria del impuesto sobre los ingresos brutos y devolución de saldos a favor.
  • Extensión del plazo de vigencia de Certificados de no retención y no percepción, por 60 días (o lo que duren las medidas excepcionales).
  • Aceptación de títulos públicos a valor técnico para aplicar en saldos impositivos
  • Creación de un Comité de Logística de articulación público - privada (con participación de todos los niveles de gobierno, gendarmería y cámaras empresarias) para monitorear el funcionamiento del transporte y logística, para difundir los protocolos de transporte y abastecimiento de productos esenciales y de comercio exterior durante el período que duren las medidas de emergencia.
  • Garantizar el libre tránsito de productos e insumos para la producción, por medios aéreos, terrestres, marítimos y fluviales por todo el territorio nacional y en el comercio internacional, eliminando los impedimentos totales o parciales a la carga, o a la tripulación del vehículo dispuestos por algunos gobiernos provinciales y municipales, aplicando medidas de precaución sanitaria que se acuerden. Se debe asegurar el transporte y logística para garantizar la continuidad de la producción, particularmente de los sectores considerados esenciales.
  • Fomento a producción nacional para la sustitución de importaciones en áreas estratégicas y productos considerados esenciales.
  • Garantizar el transporte interno e internacional y la logística de los sectores exportadores para permitir su continuidad.
  • Garantizar la continuidad de la operación de Aduana y SENASA en frontera, en los puertos y aeropuertos internacionales para permitir el transporte internacional, así como el funcionamiento de agencias marítimas, despachantes de aduana, entes de control (ANMAC, SEDRONAR), fumigadores, estibadores, personal portuario.
  • Digitalización de procesos portuarios para disminuir la concurrencia de personal en el puerto y facilitar el aprovisionamiento de la industria.
  • Ampliar plazo para el pago anticipado de importaciones cuando el origen del embarque se encuentre afectado por la pandemia, actualmente el plazo máximo de ingreso de cargas en casos de pagos anticipados es de 180 días.
  • Medidas para sostener exportaciones y potenciar su incremento, incorporación de los sectores exportadores como sectores esenciales, eliminación de derechos de exportación e incremento de los reintegros, lanzar líneas para prefinanciación de exportación.
  • Extender los plazos vigentes para la liquidación de exportaciones por 30 días adicionales en cada caso (o lo que duren las medidas excepcionales dispuestas), dada la demora que se está registrando en las operaciones de comercio exterior.
  • Suspensión del cobro de la tasa estadística mientras dure la situación de emergencia a las importaciones de insumos para dar liquidez financiera a productores locales.
  • Agilizar plazos en Aduana, para ello se podrían realizar mayores controles ex post y que los contenedores tengan canal verde.
  • Exportaciones de alimentos a nuevos mercados que hoy no son abastecidos debido al covid-19 en sus países de origen.
  • Régimen unificado de criterios en Aduana para depósitos fiscales
  • Reglamentación del DNU 311/20 (de suspensión de los cortes de servicios públicos a empresas PyMEs) de modo de clarificar los sectores alcanzados e incrementarlo a la totalidad de sectores alcanzados por la crisis.
  • Suspender el cobro de punitorios que gravan al sector energético para todos los usuarios que compran en el Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA), así como al sector distribuidor. Aplicar un plan de pagos de al menos 6 meses, para los Grandes Usuarios que compran a CAMMESA, cuyas facturas vencen las próximas semanas.
  • Permitir a las PyMEs y empresas energo-intensivas a realizar el pago de las tarifas en cuotas o prorrogar vencimientos por 30 días.
  • Eliminación/reducción de los impuestos que gravan a las tarifas de gas y energía eléctrica (nacionales, provinciales y municipales) en el período que dure la emergencia, al menos para los sectores más golpeados por la crisis.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario