Producción de gas y petróleo cayó hasta 10,7% en febrero

Energía

Debido a la pandemia, la actividad de hidrocarburos se contrajo fuertemente en términos anuales. La cuenca Neuquina, donde se encuentran la mayoría de los desarrollos no convencionales, fue la que mostró la mayor caída a nivel país.

La producción de petróleo durante febrero se redujo 5,1% interanual, mientras la de gas retrocedió 10,7% en el mismo período, según un informe elaborado por el Instituto Argentino de la Energía (IAE) en base a datos de la Secretaría de Energía. Cabe remarcar que en febrero de 2020 todavía no había llegado la pandemia de Covid-19 al país.

Paralelamente, la actividad de petróleo se redujo 6,8% en el acumulado año contra año, dentro de lo cual el crudo de origen convencional cayó 10,9% respecto de febrero de 2019, mientras el no convencional se incrementó 13 % en el período.

En tanto, en el mismo mes la producción de gas disminuyó 10,3% en el acumulado (unos 13.8 MMm3diarios), pero en este caso con una reducción en todos los tipos de formaciones ya que la producción de gas convencional se redujo 7,5% interanual, mientras que -por quinto mes consecutivo-, la no convencional cayó 14,8%.

La cuenca Neuquina, donde se encuentran la mayoría de los desarrollos no convencionales, fue la que mostró la mayor caída a nivel país, con una reducción de 12,5% en su producción. Por su parte, en el mismo período la producción acumulada de YPF se redujo 21.5% (8.8 MMm3/d).

Este lunes se conoció que las tarifas de gas para los hogares aumentarán en mayo entre 6% y 7%, y 4% en el caso de Pymes. Será el primer incremento de los precios de la energía desde la asunción de Alberto Fernández.

El interventor del Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas), Federico Bernal dijo que "la suba permitirá recomponer ingresos a transportistas y distribuidoras, pero no traslada el nuevo precio en dólares por el Plan Gas y son tarifas justas, razonables y asequibles".

El funcionario precisó respecto al "precio del gas para los productores, corresponde definirlo a la Secretaría de Energía, luego de una audiencia pública donde se aprobará o no los niveles de subsidios".

Dijo que "cuando eso se defina, allí habrá un nuevo precio del gas y se cambiarán los cuadros tarifarios, para determinar si se traslada o no a las facturas. Pero eso recién será para fines de junio o julio".

Bernal destacó que estos ajustes son denominados "de transición" y que estarán vigentes hasta que se definan los cuadros tarifarios definitivos, aunque eso será parte de una puja más larga entre todos los actores de la industria y aún no se sabe cuándo estarán listos.

"La nueva tarifa sobre la que se está trabajando y que arranca en mayo en su modalidad de transición no va a poner en peligro al servicio público y va a poder pagarse, porque va a adecuarse a los ingresos de las familias argentinas y a su situación económica, como pidió el Presidente Alberto Fernández", subrayó.

Dejá tu comentario