Lifestyle

Escapadas de campo: cinco estancias bonaerenses, entre el descanso y la recreación

Se encuentran en Salto, Cañuelas, Tandil, Capilla del Señor y San Antonio de Areco. Asado, cabalgatas y mucho contacto con la naturaleza son parte de las actividades.

A unos 40 minutos de la Ciudad de Buenos Aires comienza a encontrarse esa variada cantidad de opciones para las comúnmente denominadas “escapadas”. Una de ellas son las estancias que, con un atractivo casco histórico, hectáreas de verde, actividades para adultos y niños y servicios de categoría atraen a turistas que buscan el descanso y la recreación a pocos kilómetros de su hogar.

En la Provincia existe gran cantidad de este tipo de alojamientos para el turismo rural, ya que no sólo se trata de huéspedes que buscan cierto lujo sino que la intención es también acercarse a la vida de campo. Son albergues fuera del bullicio de la Ciudad que ofrecen tanto momentos de relax como actividades culturales relativas al contexto en el que están inmersos y a la historia del lugar.

Aquí, una selección de estancias destacadas en diferentes localidades bonaerenses para pasar un fin de semana, un día de campo o lo que el huésped prefiera.

Estancia La Fortuna

Estancia La Fortuna 2
Estancia La Fortuna
Estancia La Fortuna

A 200 kilómetros de la Ciudad, en Salto, ofrece dos tipos de servicios. Uno, de estadías residenciales exclusivas con acceso completo a todas las habitaciones en el palacio con capacidad para 16 personas, actividades en la propiedad y pensión completa. El otro, denominado Hotel Pop Up, para aquellos huéspedes individuales que deseen vivir la experiencia de una estadía temática, durante fechas especialmente definidas cada mes. En la estancia pueden realizarse cabalgatas, paseos en carruajes antiguos o en bicicleta, realizar avistajes de aves y más.

El lugar, fundado en año 1.873, perteneció originalmente a la familia Estrugamou, de origen franco-argentino. Diseñada por el arquitecto francés Le Bergere, la casa principal fue construida en 1.902. Los jardines, en tanto, fueron diseñados por el paisajista alemán Otto Becker. Todos los materiales, desde los mármoles hasta los herrajes, fueron traídos desde Francia. La propiedad fue completamente restaurada en 2008.

No se admiten mascotas y la estadía en habitación doble durante los Pop Up con todas las comidas y actividades incluidas oscila entre los u$s 650 y los u$s 750 + IVA.

Estancia Puesto Viejo

Estancia Puesto Viejo
Estancia Puesto Viejo
Estancia Puesto Viejo

En Cañuelas, a 45 minutos de la Ciudad, se encuentra esta estancia de 220 hectáreas que dispone de un Hotel Boutique, un Club de Polo y el Club House para eventos.

La historia cuenta que estas tierras eran parte de una enorme granja ganadera llamada “La Primavera”, famosa por su innovadora tecnología de cultivo y por ser la primera porción de tierra vendida por el Gobierno argentino.

Puesto Viejo ofrece entre sus servicios piscina tipo infinity, tours por los establos, paseos en bicicleta o a caballo, lecciones de taqueo con un jugador profesional de polo o partidos de polo entre los miembros del club. Aquellos que disponen de poco tiempo pueden optar aquí por un día de campo, disponible durante toda la semana de 10 a 18 hs.

Se pueden llevar mascotas pero los animales no pueden ingresar a las instalaciones. La tarifa por adulto es de $ 4.719, los niños de 0 a 3 años no pagan y de 4 a 11 años abonan el 50% de la tarifa. Las mismas incluyen pensión completa e incluyen recepción de bienvenida, almuerzo, merienda, cena y desayuno. También el uso de bicicletas, cabalgatas y los paseos en carruaje.

Estancia La Estrella

Estancia La Estrella
Estancia La Estrella
Estancia La Estrella

En Tandil, a 380 kilómetros de la Ciudad, 180 hectáreas rodeadas de bosque y fauna autóctona. Spa, cabalgatas, avistaje de ciervos, trekking, pileta, cancha de tenis, arco y flecha, sala de juegos y sala de lectura son parte de sus atracciones. Uno de sus puntos destacados se centra en los ñandúes y llamas que viven allí. Además, el lugar cuenta con una pista de aterrizaje para vuelos privados.

El régimen es con pensión completa, con un menú de tres pasos de cocina internacional, siempre en base a una carne (vacuna, de pollo, de cerdo o pescado), o pastas y un asado durante la estadía. Uno de los preferidos de los huéspedes es el quincho emplazado sobre una sierra, con capacidad para 60 personas, donde se puede disfrutar del tradicional asado argentino.

No aceptan mascotas y la tarifa para dos personas es de $ 10.000 a $ 12.000 por noche.

Estancia Don Silvano

Estancia Don Silvano
Estancia Don Silvano
Estancia Don Silvano

Día de campo o alojamiento con pensión completa son las opciones que ofrece esta estancia ubicada en Capilla del Señor, a una hora de Capital Federal. Aquí la vida de campo es protagonista fundamental: paseos a caballo, tractor o carruaje; almuerzo con asado; show de danzas folklóricas y de destrezas criollas y merienda con pastelitos y tortas fritas son parte del itinerario. Así, gatos, zambas, chacareras, chamamés y malambos con boleadoras se mezclan con asado y empanadas. Además, los visitantes pueden disfrutar de carreras cuadreras y de sortijas, vareo de tropillas y mansedumbre de caballos.

También hay lugar para el deporte, ya que la estancia cuenta con canchas de futbol, vóley y bochas, además de pileta y un parque de juegos infantiles

De las 25 habitaciones, nueve están ubicadas en el casco de estilo victoriano que data de 1.930 y las otras 16, en la antigua caballeriza.

El costo de un día de campo es de $ 1.100 para adultos (los menores de 4 a 10 años tienen un 50% de descuento). En esta opción se pueden llevar mascotas –siempre con correa- pero los animales no pueden ingresar a los espacios comunes. El alojamiento de un día y una noche, por su parte, cuesta $ 2.200 para adultos (menores de 4 a 10 años pagan 50% de la tarifa). En este caso, no se admiten mascotas.

Estancia El Ombú de Areco

Estancia El Ombú
Estancia El Ombú
Estancia El Ombú

Se encuentra a 110 kilómetros de Capital, en el partido de San Antonio de Areco. La estancia tiene una extensión de 300 hectáreas dedicadas a la ganadería y agricultura, con más de 350 cabezas de ganado de raza Aberdeen Angus, además de 70 caballos y campos sembrados con soja, maíz, trigo, avena o pasturas, dependiendo la época del año. El casco histórico fue construido por el teniente General Pablo Riccheri en 1.880. Los visitantes pueden optar por el día de campo o alojarse durante tantos días como deseen.

En El Ombú hay opciones gauchescas y deportivas: cabalgatas, paseos en sulky y carruaje, show folklórico y demostración de doma india o de manejo de tropilla. Para quienes prefieren la actividad física, cuenta con dos piletas, cancha de fútbol y de vóley. Se pueden realizar recorridos en bicicleta, así como avistajes de aves y animales de granja.

Admiten mascotas y el valor del día de campo es de $ 2.500 por persona. Para alojarse, la habitación doble cuesta $ 9.500 por noche.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario