Mayo al rojo: esperan vender por casi u$s dos mil millones

Espectáculos

Durante este mes se realizan cerca de ochenta subastas en las dos principales casas de remates del mundo, Christie´s y Sotheby´s. Estas tienen lugar en Amsterdam, Cape Town ( Sudáfrica), Ginebra, Londres, Melbourne (Australia), Milan, Paris, Sydney y Toronto, y el centro más importante es Nueva York con cerca de 30 subastas, en las que se espera vender cerca de 2 mil millones de dólares.

Las ventas de impresionismo y arte moderno, que recaudaron más de mil millones el año pasado, se espera que incrementen su volumen, aunque no hay ninguna obra que se calcule supere los cincuenta millones.

Se venderán pinturas, grabados, esculturas, fotografías, autos (una Ferrari de 1962 en cerca de diez millones), muebles, joyas, relojes, estampillas, alfombras, tapices, libros, mapas, cerámicas, vinos, objetos deportivos, camisetas de fútbol, instrumentos musicales, etc. El miércoles y jueves pasados salieron a la venta las más importantes obras de impresionismo y arte del siglo XX y esta semana sera el turno del arte contemporáneo.

El martes por la noche, «Sotheby's» de Nueva York vendió por 279 millones de dólares en menos de dos horas: se vivió una noche única. Se vendieron 55 obras y tan sólo 6 quedaron sin venderse. Ocho obras superaron los diez millones de dólares y 36 obras se vendieron en más de un millón. El mayor precio fue una acuarela de Paul Cézanne que era propiedad de Giuseppe Eskenazi, el mayor marchand del mundo en cerámicas y bronces de arte chino, japonés y coreano, que vendió su colección de trabajos en papel. Compró esta acuarela hace una década en 4,3 millones y ahora se vendió en 25,5 millones, sin duda un estupendo retorno al multiplicar por seis el dinero invertido.

La mayor sorpresa de la noche fue la venta de una obra del americano de origen aleman Lyonel Feininger, que cuadriplicó su base al venderse en 23,28 millones de dólares; nunca se habían pagado más de ocho millones por una de sus obras.

También se vendieron en grandes precios obras de Alberto Giacometti y de Marino Marini; de este último se vendió un bronce en 7 millones cuando su mayor record no superaba los tres.

Por una obra de Renoir realizada sobre papel se pagaron más de 5 millones y de los « futuristas», que influyeron en nuestro Emilio Pettoruti, se vendio un Giacomo Balla en 4 millones, sextuplicando su mayor precio.

La noche siguiente, en Christie´s se vendieron 236 millones de dólares, con lo cual se llegó a más de 500 millones en dos noches entre ambas subastadoras. Se vendieron 68 lotes en Christie´s y quedaron sólo 10 sin vender. 18,5 millones se pagaron por una cabeza de Picasso de 1921, y por un bronce de Alberto Giacometti de 1950 que triplicó su base, convirtiéndose en record mundial de su obra. Lo mismo sucedió con la obra de Juan Gris, que se convirtió en record mundial en 18,5 millones. La obra puntillista de Paul Signac se vendió en 11,7 millones, convirtiéndose también en record mundial del artista.

Muchas de las obras provenían de Japón y fueron adquiridas en la década del ochenta en una especulación frenética por parte de los orientales. El mercado está que arde y con nuevos ricos compradores, la lucha entre estas dos casas de remate es ver quién vende mayor volumen. Esta semana se verán muchos nuevos records y la demanda supera a la oferta; sin duda no hay otra explicación y no sabemos hasta cuándo continuará la suba.

Dejá tu comentario