Sólido film noir moderno sobre un policía en busca de venganza

Espectáculos

El estreno destacado de la semana vale por el suspenso, las escenas violentas, la fotografía y la potente banda sonora.

Dos delincuentes roban 300 kilos de cocaína de donde no debían, y el asunto sale tan mal que en su fuga matan a más de media docena de policías neoyorquinos. La película empieza 19 años antes con un chico en el funeral de su padre, personaje que de adulto es el agente elegido para que atrape a los dos asesinos, además famoso por su odio a los homicidas de policías.

Será una noche de perros en la que todas las salidas de la ciudad estarán cerradas, y habrá más que un par de sorpresas.

Los hermanos Russo, renombrados por sus taquilleras películas de Marvel, son los productores de este muy buen policial negro provisto de un constante clima tenso, mucho suspenso, tremendas escenas violentas y ni una pizca del sentido con el que directores como Walter Hill sabían condimentar este tipo de historias. Chadwick Boseman brinda una sólida actuación rodeado de muy buenos actores de reparto como Keith David y JK Simmons, y el director de “Games of Thrones” Brian Kirk sorprende con algunas explosivas y crudas escenas de acción, lo que no quita al film su tono realista. La fotografía y muy especialmente la dramática banda sonora de Alex Belcher y Henry Jackman contribuyen para considerar a “21 Bridges” como todo un ejemplo de film noir moderno.

“Nueva York sin salida” (“21 Bridges”, EE.UU., 2019, habl. en inglés) Dir.: Brian Kirk Int.: Chadwick Boseman, Sienna Miller, JK Simmons PM/16.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario