Dólar, criptomonedas y CEDEAR: claves de las últimas medidas

Finanzas

Busca que los visitantes del exterior dejen sus billetes en los bancos para que estos a su vez compren los títulos que se usan para operaciones de Contado con Liquidación o Dolar MEP.

Urgido por presiones del mercado, el equipo económico anunció una especie de desdoblamiento del tipo de cambio para el turismo con la idea de poder capturar algunos dólares en efectivo que traen los visitantes extranjeros y que cambian en el circuito informal, donde el precio que se paga es el doble del oficial.

La operatoria consiste en que el banco o la casa de cambio reciba los dólares del turista y que luego los ingrese al sistema mediante la compra de títulos en el mercado. Es decir, la operación inversa a la que hacen habitualmente las empresas para obtener divisas mediante lo que se llama Contado con Liquidación o Dólar MEP, es decir, comprar títulos con pesos y venderlos en dólares.

De tener algún éxito, la medida serviría para sumar oferta a ambos mercados para que bajen las cotizaciones. Cada vez más las empresas impedidas de acceder al dólar oficial para importar acceden a divisas mediante el CCL, lo que implica que ese mercado se va convirtiendo en una referencia para los costos y el traslado a los precios. Hay un interés del gobierno de que bajen los financieros para reducir las expectativas devaluatorias e inflacionarias.

El monto máximo permitido por este mecanismo será de hasta u$s5.000. El tipo de cambio será el que surja de las operaciones en el mercado financiero.

Según precisó el Banco Central, las entidades deberán identificar al turista mediante documento y verificar que no se encuentre comprendido en las listas de las Naciones Unidas en materia de lucha contra el terrorismo, y que no resida en países o territorios marcados por el Grupo de Acción Financiera Internacional. Además, deberán requerir una declaración jurada en la que conste su condición de turista y que, en los últimos 30 días corridos y en el conjunto de las entidades no ha realizado operaciones que superen el equivalente a u$s5.000.

El BCRA señaló en un comunicado que para agilizar la atención al cliente la entidad podrá liquidar la operación en base a los “precios de referencia disponibles en ese momento” y luego “deberá concretar las operaciones con títulos valores hasta dos días hábiles de ser encomendada por el turista. Además por cada operación se deberá realizar un boleto. El comunicado no aclara si la entidad tendrá que ir al mercado de Contado con Liquidación (CCL) o al del “dólar Bolsa”, aunque según indicaron fuentes de la entidad será este segundo mercado el de referencia.

La medida implica un reconocimiento de parte del gobierno de que existe un tipo de cambio legal determinado por un mercado de oferta y demanda libres más alto que el oficial. Pero el esquema que se lanzó no es una operatoria de cambio tradicional en la que una entidad compra y vende divisas, sino uno de tipo financiero.

La especulación de algunos analistas del mercado es que se trate de un esquema que se pudiera ir ampliando a otros sectores económicos exportadores para que apuren el ingreso de divisas.

CEDEARs

Además, el Directorio del Banco Central decidió incluir a la tenencia de los Certificados de Depósito Argentino (Cedears) en el límite de disponibilidad de 100.000 dólares que pueden tener las empresas que acceden al mercado oficial de cambios.

Al mismo tiempo, la autoridad monetaria dispuso incluir a esos instrumentos que no podrán operarse ni en los 90 días previos ni en los 90 días siguientes al acceso al mercado oficial.

Las disposiciones tienen lugar en momentos en que una corrida cambiaria disparó los valores del dólar estadounidense en las plazas alternativas, con el blue en $337, y el CCL, en $330 (aunque llegó a superar los $340 en la jornada), que deja una brecha con el segmento oficial cercana al 160%, máximo en 40 años.

Los Cedears son activos financieros con operatoria local, que representan acciones ordinarias de empresas que cotizan en el exterior. Se negocian tanto en pesos como en dólares, aunque vale destacar que actualmente el mayor volumen de operaciones se da en pesos.

Son un vehículo financiero que, tanto ahorristas, como empresas, utilizan para dolarizar sus carteras (ajustan por el dólar CCL, además de las variaciones que tenga la acción a la cual representan en el mercado de orígen), y que ganaron un gran protagonismo desde el endurecimiento del cepo cambiario en octubre de 2020. De hecho, hace casi dos años superan en volumen a las acciones locales en BYMA.

Criptomonedas

Pero también liberó el mercado de cambio para las compañías que deban abonar por insumos en tránsito, aunque con un párrafo especial para los criptoactivos.

Si bien el Gobierno habilitó a las empresas a operar hasta 100.000 dólares por sus mercaderías en tránsito, pero también enumeró una serie de "peros" que inhabilitan el acceso al dólar oficial para importaciones.

Entre esas cláusulas, la Comunicación A 7552 del BCRA habilita a cualquier empresa que : "no ha adquirido títulos valores representativos de deuda privada emitida enjurisdicción extranjera;vii) no ha entregado fondos en moneda local ni otros activos locales (excepto fondosen moneda extranjera depositados en entidades financieras locales) a cualquier persona humana o jurídica, residente o no residente, vinculada o no, recibiendo como contraprestación previa o posterior, de manera directa o indirecta, por sí misma o a través de una entidad vinculada, controlada o controlante, activosexternos, criptoactivos o títulos valores depositados en el exterior".

Santiago Manoukian, de Ecolatina, planteó en declaraciones a Ámbito que la medida tiene “gusto a poco” en función de los problemas de coyuntura que atraviesa la economía. Durante la jornada el dólar “blue” pegó un salto hasta los $338 y se estacionó en $337. Cuando asumió el cargo la ministra de Economía, Silvina Batakis, estaba a $245. La funcionaria terminó de definir la medida en una reunión matutina con su equipo, en la que estuvieron el ministro de Trabajo, Claudio Moroni; la secretaria Legal y Técnica de la Presidencia, Vilma Ibarra; el presidente del Banco Central, Miguel Pesce; la titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos, Mercedes Marcó del Pont; el presidente del Banco de la Nación Argentina, Eduardo Hecker; el titular de la Comisión Nacional de Valores, Sebastián Negri; y la jefa de gabinete del Ministerio de Desarrollo Productivo, Camila Cabral.

Manoukian planteó que el gobierno “quiere evitar el salto” del tipo de cambio pero consideró que los plazos a la ministra se le acortan. Hasta que las medidas fiscales que anunció puedan tener algún resultado van a pasar un par de meses. Por ello, planteó que el equipo de Economía debería tener un “fuerte respaldo político”. Paula Gándara, economista de Adcap, opinó, por su lado, que “el Gobierno va a atrasar lo más posible el salto cambiario”. La economista estimó que la devaluación del tipo de cambio es del orden de 5% mensual contra una inflación del 7%, por lo que plantea que la entidad que conduce Pesce va a tratar de apurar lo que se denomina “crawling peg” (el deslizamiento administrado del oficial).

De acuerdo con datos del Central, entre enero y mayo se fueron u$s2.626 millones en concepto de turismo emisivo, consumo con tarjetas de crédito y transporte. Por el contrario, por los mismos conceptos, los turistas extranjeros apenas ingresaron u$s163 millones. Eso se debe a que los visitantes de los países vecinos vienen con dólares en efectivo y los cambian en el mercado informal, para luego contratar hoteles y viajes en el país, algo que les resulta extremadamente más barato.

¿Dólar diferenciado para el agro?

Por otro lado, fuentes oficiales salieron a rechazar la posibilidad de que se habilite un tipo de cambio diferenciado para que el agro liquide parte de la cosecha que tiene guardada y adjudicaron esas versiones a especulaciones destinadas a forzar el mercado cambiario restringiendo la oferta de divisas.

"Es un gran disparate lo del dólar para el agro, no hay nada de eso", dijeron a Télam fuentes del Gobierno nacional al salir al cruce de notas publicadas en diversos portales con versiones sobre un dólar especial para los productores y las cerealeras con una cotización entre 30% y 40% a la de tipo de cambio oficial.

"No se evalúa ninguna medida que implique mejorar ese tipo de cambio para el agro. Es parte de una especulación tendiente a forzar el mercado de cambio restringiendo la oferta de divisas", remarcaron las fuentes.

Temas

Dejá tu comentario