Las causas que llevaron al dólar blue a trepar $14 en tres días

Finanzas

Ámbito dialogó con diferentes especialistas para analizar las causas de esta aceleración en el precio, su posible evolución a futuro y su impacto sobre las variables macroeconómicas.

Este lunes el dólar blue subió otros $6 y ya trepó $14 en los últimos tres días para ubicarse en los $158. La cotización ya retornó a niveles de fines de enero y se acerca a la del solidario. En ese marco, Ámbito dialogó con diferentes especialistas para analizar las causas de esta aceleración en el precio, su posible evolución a futuro y su impacto sobre las variables macroeconómicas.

Lucas Yatche, Financial Advisor de Liebre Capital:

"En un marco de suma presión inflacionaria y tasas de intereses reales negativas no sorprenden los movimientos recientes en los diferentes tipos de cambio. Algo esperable, luego de varios meses donde la inflación se ubicó en torno al 3,6/4,8% mensual y los tipos de cambio alternativos se mantuvieron casi congelados. Está claro que el dólar oficial se puede controlar con regulaciones, mientras que el CCL/MEP, si bien se pueden intervenir mediante la operatoria de bonos, cuestan más regularlos. La correlación entre los dólares de la bolsa y el blue venía siendo bastante alta, pero en la última semana el tipo de cambio paralelo presentó alzas de mayor velocidad. De todos modos, es importante remarcar que el mismo aún sigue por debajo del dólar solidario".

Matías Rajnerman, Economista Jefe de Ecolatina:

"Hay tres o cuatro grandes factores que explican la suba. En primer lugar, en el primer trimestre el blue cayó 15% mientras que la inflación fue del 13%; por lo tanto, parte del aumento tiene que ver con esa actualización de precios. En segunda instancia, creo que hay una suerte de efecto de expectativas de cuarentena. En tercer lugar, las colocaciones en pesos cada vez rinden menos; la tasa real se hace negativa y eso también alienta al dólar. El cuarto factor es la incertidumbre, en medio de la cercanía del vencimiento de deuda con el Club de París y la segunda ola de Covid-19; cuando hay turbulencias, la demanda de dólares es un buen refugio".

Gonzalo Semilla, Economista Jefe de CREEBBA:

"Los disparadores de la suba son varios: la salida de los fondos internacionales a través del CCL por más de u$s600 millones, una elevada inflación que al Gobierno le cuesta mucho dominarla, una no tan buena licitación de deuda en pesos a comienzos de abril y temores por nuevas restricciones debido a la segunda ola de Covid-19. Los precios internacionales y la liquidación del agro están en niveles récord pero tienen fecha de caducidad ya que posiblemente en junio no se vean más en estos números, lo cual generará escasez de dólares. Tampoco hay avances ni fechas concretas respecto del acuerdo con el FMI. Son muchos ruidos que están dando vuelta, por lo que las expectativas comienzan a ser más negativas y provocan una reacción en el dólar blue ya que el mercado lo veía con cierto atraso respecto del oficial.

"Pareciera que la cotización se está dirigiendo hacia un pico similar al de enero, en torno a los $165/$170. Hay que ver si llega a superar al solidario (actualmente en los $163,15). Si eso ocurre, seguramente haya un impacto sobre los precios".

Christian Buteler, analista financiero:

"No sorprende esta suba ya que se percibía barato en la zona de los $140, más teniendo en cuenta una inflación del 4% mensual. No es muy sostenible un dólar en calma con una inflación en esos niveles. Lo que sí sorprende es la velocidad que tomó la suba en estas últimas 48 horas. Un salto del 10% en una semana es un dato que enciende algunas luces amarillas. La evolución depende de las políticas económicas y monetarias que tome el Banco Central; si se anuncian restricciones más estrictas, cae la recaudación y el BCRA tiene que salir a emitir más pesos, probablemente el dólar vuelva a tener una suba importante. Si, por el contrario, la autoridad monetaria puede seguir manteniendo una baja en el déficit fiscal y consigue seguir renovando deuda en pesos, no debería seguir esta dinámica."

Guido Lorenzo, director de la consultora LCG:

"De a poco empieza a reinar un clima de más incertidumbre, la cuestión sanitaria nos hace convivir con eso y las respuestas de la política lo único que hacen es amplificar la misma. El precio del blue refleja esa incertidumbre. Con una inflación fuera de control tampoco es fácil calmar a un público que en la divisa norteamericana encuentra algo de tranquilidad. El nivel no es preocupante pero sí hay que vigilar la tendencia para que esto no sea un dolor de cabeza adicional, más aún atendiendo a que siempre en períodos pre electorales la demanda por cobertura aumenta".

Temas

Dejá tu comentario