Para ahorristas: ¿en qué conviene invertir hoy $100.000?

Finanzas

Aquellos que busquen invertir sus ahorros deberán seguir de cerca la evolución de este volátil contexto local e internacional para intentar preservar su dinero y optimizar rendimientos.

El 2023 presenta un escenario con dos grandes preocupaciones a nivel local: la alta volatilidad cambiaria y una inflación elevada. Con respecto a los tipos de cambio, la gran fluctuación de los paralelos se pronunció esta segunda semana del año, mostrando una suba del blue de $15 (+4,2%) hasta los $369, mientras que la brecha con el dólar mayorista superó el 100%. Además, los tipos de cambio financieros se despertaron: el Contado con Liquidación (CCL) subió $10,34 (+3,1%) hasta $349,26; y el MEP $10,32 (+3,1%) hasta $340,23. Así, este escenario agita a los mercados y vuelve más vulnerable a los potenciales ahorristas.

Por su parte, la suba generalizada de precios terminó en 2022 con una acumulación del 94,8% según la última publicación del Indec, y de acuerdo al Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) analistas coinciden en que la inflación alcanzará el 98,4% punta contra punta este año, generando una erosión profunda nuevamente del poder adquisitivo del billete nominal.

En Wall Street, el panorama aun no cambia. Si bien el país del norte continúa en proceso de desaceleración de precios, la inflación se desaceleró al 6,5% interanual en diciembre, aunque culminó como la segunda más alta en cuatro décadas. Esto reaviva los temores de que la Fed mantenga los niveles de subas de tasas de los meses anteriores y desencadene una recesión sistémica.

En efecto, aquellos que busquen invertir sus ahorros deberán seguir de cerca la evolución de este inestable contexto local y foráneo para intentar preservar su dinero y optimizar rendimientos. En ese sentido, especialistas bursátiles consultados por Ámbito.com ofrecieron sus recomendaciones para llevar a cabo diferentes formas de inversión, si cuentan con un capital de unos $100.000.

Recomendaciones para un perfil conservador

Una primera manera de cubrirse frente a la variación de los tipos de cambio está dada en la adquisición directa de la divisa norteamericana. En este sentido Gonzalo Gaviña, Asesor Financiero de PPI, sostuvo que un inversor conservador podría comprar dólar MEP y hacerse del hard dólar, pero no generaría rendimiento su tenencia.

Además comentó que aquellos precavidos que quieran dar un paso más, podrían sumar Obligaciones Negociales (ONs) de deuda corporativa de alta calidad crediticia, como la de la empresa Paramerican Energy, con el fin de buscar un retorno cercano al 3%.

Por su parte, José Echagüe, Jefe de estrategia de Consultatio Financial Services, propuso la elección de instrumentos en pesos como los Fondos Comunes de Inversión (FCI) de corta duration, que básicamente contengan LECERES, es decir, bonos cortos ajustados por inflación de acuerdo al Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER). La razón inmediata de este posicionamiento, indicó el especialista, se desprende del excelente desempeño de estos activos en 2022 y las altas expectativas sobre la extensión de su performance en 2023 ante una nominalidad elevada.

Los inversores que deseen cuidar el capital con un bajo riesgo de volatilidad, de acuerdo a los dichos de Mauro Mazza, Jefe de Research de Bull Markets, podrían adquirir una ON como la de la compañía Mastellone Hermanos (MTCGO) que paga el 10% de cupón corriente y está indexado al dólar MEP.

Sugerencias para moderados

Para aquellos que busquen elevar sus beneficios incrementando el riesgo, desde PPI aconsejaron alternativas como bonos en dólares o provinciales. Con respecto a la títulos de deuda soberana en moneda extranjera, señalaron como favoritos a los que tienen indenture 2005, y entre ellos indicaron a los bonos GD38 y GD41. Entre los papeles subsoberanos, destacaron a los de Córdoba, Mendoza y Santa Fe.

En esa misma línea, desde Consultatio Financial Services respaldaron la adquisición de renta fija soberana global, pero en un 15% de la cartera, a través de los papeles GD35 y GD38, ya que consideraron que sus paridades resultan tentadoras especialmente en un año electoral. Añadieron anclarse también, en un 70%, en ONs de Pampa Energía, Telecom, Irsa e YPF. “Y el restante 15% aconsejamos colocarlo en acciones de firmas energéticas y bancarias como YPF, Transportadora de Gas del Sur o Grupo Financiero Galicia”, comentaron.

“Para los moderados, sugerimos CEDEARs y un pivot de tasa de interés en idénticas proporciones. El combo recomendado se compone de la acción de META , a la espera de que el metaverso comience a generar los primeros ingresos relevantes especialmente en el segundo semestre, y dentro del segmento de renta fija aconsejamos un fondo como el Quinquela Ahorro Clase U, que se compone básicamente de LEDES de corto plazo”, señaló el experto de Bull Markets.

Consejos hacia agresivos

Para los que privilegian obtener retornos, a pesar de poder ver fluctuar el precio de sus activos, Gaviña sostuvo que su portfolio podría estar formado en un 40% por deuda corporativa de empresas como YPF y Arcor. Mientras que un 30% convendría destinarlo en bonos soberanos como el GD35 y GD38. El resto podría consolidarse con equity argentino eligiendo Pampa Energía, Transportadora de Gas del Sur y Vista Energy; bajo la hipótesis de un cambio político y un reordenamiento de las variables macroeconómicas.

En este mismo sentido, Echagüe destacó las acciones del S&P Merval, que estimó “siguen siendo baratas”, más allá del fuerte rally que vienen registrando. Dentro de ellas elogió a las empresas de energía que tienen flujos de caja abultados a partir de la recomposición de tarifas de los últimos meses.

Por último, Mazza también ponderó al sector de renta variable local, pero con la firma San Miguel, que se espera que haga una recompra de acciones o de deuda. Y luego recomendó ser tenedores del ETF que replica las empresas brasileñas (EWZ), debido a que estima que luego del “shock de Lula” comience a reacomodarse el rendimiento de los títulos del país vecino.

Dejá tu comentario