Qué presagia el mercado sobre la dinámica dólar financiero

Finanzas

Con este escenario de tensión cambiaria, Ámbito consultó a distintos economistas y operadores del mercado sobre la dinámica de este tipo de cambio implícito, que se lleva todas las miradas en el mercado por estas horas.

Desconfianza e incertidumbre son los factores que atraviesan por estas horas a todos los agentes del mercado, luego de las recientes restricciones cambiarias, para empresas y ahorristas, que profundizaron el pesimismo inversor y se reflejó con gran nitidez en los precios de todos los activos argentinos, que acumulan caídas de hasta el 25% en una semana.

En los últimos sobresalió la caída del peso frente el dólar contado con liqui (CCL), que utilizan las empresas e inversores para dolarizar sus tenencias y depositarlas fuera de Argentina. En este tipo de cambio impactó particularmente la extensión del parking de 5 a 15 días, el plazo mínimo de tenencia como requisito para liquidación de los títulos en moneda extranjera, y efectuar sus transferencias a entidades depositarias del exterior.

Desde los anuncios de las medidas, el dólar CCL marcó el miércoles un máximo intradiario de $151,83, que llevó la brecha cambiaria, por unos minutos, a ensancharse más allá del 100%, superando incluso a que mantiene el dólar blue con el oficial, hoy en torno al 90%.

Con este escenario de tensión cambiaria, Ámbito consultó a distintos economistas y operadores del mercado sobre la dinámica de este tipo de cambio implícito, que se lleva todas las miradas en el mercado por estas horas.

Juan Ignacio Paolicchi, economista de EcoGo

La verdad es que no luce estable esta dinámica por mucho tiempo más, porque presiona sobre las reservas del Banco Central y demora la liquidación de dólares. Esto fuerza a la autoridad monetaria a intervenir, lo que golpea a las reservas netas.

Las medidas de la semana pasada no ayudaron en absoluto, porque incrementaron la incertidumbre a un mercado que esperaba señales positivas, tanto del Presupuesto como de en torno a la consistencia cambiaria hacia delante. Lo que golpeó a los agentes económicos fue la obligación a reestructurar de las empresas. Por eso creo que esto no es muy estable en el corto plazo y yo esperaría nuevas medidas en este sentido.

Si no aparece una señal diferente desde el ámbito político, no hay forma de mejorar la situación. Es un problema de rumbo. Podes poner a (Ben) Bernanke (ex titular de la Fed) y o al secretario del Tesoro de Alemania y será lo mismo.

Sergio Chouza, docente e investigador en UBA y UNdAv: “Es difícil pensar en recuperar la estabilidad y recrear confianza con el actual mercado de cambios”

La dinámica del dólar bursátil está influida por las nuevas disposiciones oficiales, en particular el CCL, que tuvo impacto superior por la extensión del parking para operaciones de transferencia al exterior. Eso generó una restricción mayor y terminó impactando sobre el precio.

Toda esta dinámica bursátil, en donde todavía no hubo una intervención activa de parte de la autoridad monetaria o de manos amigas, está asignada por la incertidumbre y el clima de desconfianza que se propagó después de las disposiciones del martes pasado.

Eso influyó negativamente sobre todas las cotizaciones y género volatilidad, luego de que se extendiera en el tiempo la implementación de las nuevas medidas, como la convalidación de los bancos para la venta de dólares, y la aplicación del anticipo de impuesto a las Ganancias. Esto desató una ola de rumores en los últimos días, totalmente infundados.

En términos estructurales, hay un problema evidente en el mercado cambiario, en un contexto de presiones, producto de la escasez de reservas de dólares en la economía. Hay un problema de equilibrio de la oferta y la demanda de dólares financieros, totalmente desvinculada de lo comercial.

Las recientes medidas buscan desincentivar la salida de los dólares financieros, y pueden aliviar un poco la situación, al reducir el goteo de reservas. Pero no es una solución de fondo.

Ello requiere dar un tratamiento más integral al problema, pero es difícil porque el contexto no ayuda, la economía real recién real está empezando a dar señales de reactivación, después del impacto muy fuerte de la doble crisis del Covid-19 y el default.

Es difícil pensar que Argentina pueda recuperar la estabilidad y recrear confianza con el actual mercado de cambios. Hay un funcionamiento que va a dos velocidades, una es la del canal financiero y la otra del comercial, que está en equilibrio y no hay ningún tipo de tensión o malestar por parte de los actores que operan en ese mercado, independientemente de las quejas por el efecto tributario. Pero en lo financiero es difícil pensar que, con medidas paliativas, que son importantes para aliviar el momento, se pueda llegar a una solución de largo plazo.

Leonardo Chialva, socio director de Delphos Investment: “El CCL alcanzó el mayor valor en términos de Tipo de Cambio Real Multilateral desde la crisis del 2001”

Vivimos días de locos. Rumores, fake news y todo tipo de comentario circularon esta semana, basados en el hecho real que el BCRA cerró el grifo del dólar ahorro y las transferencias MEP. La pregunta que todos se hacían era si los dólares de los depositantes estaban en el BCRA, ¿por qué no aparecían y los retaceaban? Otro error del BCRA, ...... ¿y ya van...?

El martes el BCRA comunicó que ambos inconvenientes se habían resuelto y se volvía a destrabar la operatoria. El daño ya está hecho, porque el sistema se basa en la confianza, por lo cual ahora que la ola comenzó veremos cómo puede ser detenida. El Dólar CCL voló ante este panorama de diferenciación con los "argendólares”, siendo "priceado" al mayor valor en términos de Tipo de Cambio Real Multilateral (TCRM) desde la crisis del 2001.

Gabriel Rubinstein, director de Gabriel Rubinstein y Asociados: “Hay una desconfianza muy grande”

Se ha instalado una desconfianza muy grande a partir de muchas acciones del Gobierno, que tienen que ver con la toma de tierras, el tema Vicentin, O el impuesto a la riqueza. Y a la vez medidas que el mercado no esperaba en cuánto a obligar a las empresas a refinanciar sus deudas. Además, no cayó bien el aumento del déficit fiscal para este año respecto a lo que había anticipado el ministro de Economía, Martín Guzmán.

Son muchas cosas que hacen que haya una gran desconfianza y en ese marco las acciones del Banco Central son malas.

Más allá de la evaluación técnica de cada una de las medidas, de si algunas son más eficaces o menos eficaces que otras, estamos en un ambiente de mucha desconfianza. Y mientras no haya un cambio importante desde la política es difícil que esto cambie.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario