Tres alternativas que recomiendan analistas para cubrirse contra la suba del dólar

Finanzas

El reciente Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) publicado por el Banco Central mostró que las consultoras y las entidades financieras esperan que siga la calma de acá a fin de año pero advierten una aumento del 48,4% en el tipo de cambio oficial para 2022. 

Si bien el Gobierno aseguró que no habrá una mayor devaluación, en el sector privado no creen que esta afirmación sea sostenible por mucho tiempo. El reciente Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) publicado por el Banco Central mostró que las consultoras y las entidades financieras esperan que siga la calma de acá a fin de año pero advierten una aumento del 48,4% en el tipo de cambio oficial para 2022.

Estas proyecciones se reflejaron, por un lado, en la última licitación del Tesoro. De los $109.000 millones de financiamiento en pesos que consiguió el Ministerio de Economía esta semana, la mayor parte (casi el 40%) correspondió a un bono dólar linked con vencimiento en abril de 2023.

La tensión en el mercado cambiario se plasma en las brechas con los tipos de cambio alternativos. Aunque todavía muy lejos de los récords anotados hace un año, el spread con los dólares financieros “regulados” registró máximos de 10 meses en los últimos días, a la vez que la diferencia porcentual con el blue y el CCL “libre” se ubicó cerca de 90%.

En el segmento mayorista, mientras desde mayo el Banco Central viene validando un ritmo de ajuste mensual del dólar de apenas 1%, las reservas se están viendo más presionadas a partir de una merma en el ingreso por exportaciones debido a cuestiones estacionales, y una elevada demanda de importaciones.

En este contexto, los especialistas que dialogaron con Ámbito recomiendan a los ahorristas conformar la mayor parte de sus carteras con activos que ofrezcan cobertura contra posibles mayores subas en la cotización del “billete verde”.

Dólar linked

Los bonos dólar linked son instrumentos que se suscriben en pesos pero cuyo rendimiento se ajusta a la evolución del tipo de cambio oficial.

“Para el contexto que viene estamos recomendando dólar linked. Soberano más que nada porque las Obligaciones Negociables son difíciles de desarmar después. Son muy pocas las deudas corporativas líquidas”, sostuvo en diálogo con Ámbito Walter Morales, presidente de Wise Capital, quien resaltó particularmente al T2V2, que vence en noviembre del año que viene.

El especialista pronostica un salto discreto del 20%/30% en el tipo de cambio, en lugar de devaluaciones periódicas. Sin embargo, para ambos escenarios sugiere una cartera compuesta en un 50% por este tipo de instrumentos.

Mientras tanto, desde Portfolio Personal Inversiones (PPI) recomiendan depositar el 25% de las inversiones en Fondos Comunes de Inversión (FCI) Dólar Linked, que se componen en su mayor parte por bonos corporativos.

La sociedad de bolsa destaca que estos FCI constituyen una alternativa económica para aquellas personas con menor capacidad de ahorro ya que tienen una lámina mínima de apenas u$s100. Además, detallaron que se suscriben en MEP y vienen teniendo rendimientos YTD mayores al 20%.

Un informe reciente de PPI remarcó que en septiembre estos fondos eclipsaron al resto de las categorías -incluso a los Money Market-. “Este escenario podría mantenerse (o incluso pronunciarse) en el camino que resta a las elecciones de noviembre. De hecho, en los primeros días de octubre, la tendencia se mantuvo con un flujo de $10.000 millones -la mitad de lo de septiembre-, contra $1.300 millones en bonos CER”, profundizaron.

Bonos en dólares

En el contexto actual, algunos analistas también ven con buenos ojos apostar por bonos en dólares. Entre los títulos soberanos, Emilse Córdoba, directora de Bell Bursátil, destacó por ejemplo al Global 2029 (GD29), emitido bajo ley extranjera, como uno de los más atractivos. Paralelamente, entre los títulos de empresas, subrayó a las Obligaciones Negociables (ON) de Genneia.

Por su parte, PPI recomienda a un perfil de inversor conservador depositar la mayor parte de su cartera (el 35%) en títulos en moneda estadounidense, aunque se inclinan exclusivamente por bonos corporativos de firmas líderes en sus rubros, como Telecom, Pampa Energía y Camex, que actualmente tienen una Tasa Interna de Retorno (TIR) de entre 6% y 8,5%. No obstante, aclaran que estas ON suelen tener láminas mínimas altas (de u$s1.000 en general).

Lautaro Franco, Team Leader de Banca Digital en PPI, solo sugiere incorporar bonos soberanos en el caso de un perfil más arriesgado. Para estos casos, señaló puntualmente al GD38 o al título de la provincia de Córdoba a 2026. Este último, acotó, tiene la ventaja de que maximiza los pagos hasta 2024 (u$s41 c/VN100).

Dólar futuro

Para aquellos individuos que “no tienen dinero”, Morales remarcó la opción de adquirir dólar futuro. Estas operaciones consisten en establecer contratos de compra-venta de moneda norteamericana a futuro, a un precio determinado. Una vez que vence el contrato, una de las partes debe pagarle a la otra la diferencia entre el precio pactado y el valor efectivo del tipo de cambio. A pesar del nombre de estas transacciones, las diferencias se liquidan en pesos.

“No nos olvidemos que el dólar futuro tiene una tasa mensual implícita del 4,2%, así que esto es lo mínimo que tendría que estar aumentando el dólar mensualmente para salir “empatados” con el dólar futuro”, explicó el presidente de Wise.

“La cuestión de si es preferible dólar futuro o dólar linked es una cuestión de plata. Si tenemos plata hay que ir al dólar linked. Si no tenemos, tenemos el dólar futuro”, agregó.

Incertidumbre a nivel local e internacional

En un escenario de incertidumbre tanto a nivel local como en el mundo, Córdoba sostuvo que "lo mas conservador podría ser esperar que pasen las elecciones lo mas cercano a inversiones en dólares".

"El panorama esta complicado. Biden aun aguarda que el congreso le permita elevar su nivel de deuda mientras el tiempo se le acorta, y el tapering (reducción de las compras mensuales de bonos del banco central de EEUU) parece ser el enemigo que afecta al mercado cada vez que parece mas cercano. Los problemas en China tampoco son gratuitos para los mercados. Mientras en Argentina esperamos expectantes las próximas elecciones y las reacciones de ganadores y perdedores", profundizó.

En este contexto en el cual las expectativas del mercado difieren con lo que los funcionarios del gabinete económico afirman en sus declaraciones, para el Gobierno resultaría fundamental sostener una buena performance de las exportaciones (como en el primer semestre) para engrosar las reservas y reducir los niveles de inflación para evitar que se siga atrasando el tipo de cambio. Mientras la oferta de divisas oscila, las restricciones a la demanda parecería ser el camino que por ahora encuentra el oficialismo encuentra para cuidar la escasez de dólares.

Dejá tu comentario