EEUU: la Fed lanzó créditos para empresas medianas

Finanzas

La Reserva Federal (Fed) de EEUU lanzó este lunes un programa de créditos que complementa a las medidas del Gobierno de Trump. El monto mínimo será de u$s250.000 con un plazo de 5 años.

La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos lanzó este lunes un programa de préstamos a medianas empresas que completa la batería de medidas económicas tomadas por el Gobierno en la lucha contra los efectos de la pandemia del coronavirus.

Denominado "Main Street Lending Program", el programa habilita a la Fed a prestar dinero a empresas demasiado grandes como para acceder a los créditos ya instrumentados en el marco del plan adoptado por el Gobierno y el Congreso para sostener a la economía ante el embate de la pandemia.

El monto mínimo de los créditos será de u$s250.000; una cifra drásticamente por debajo del millón de dólares proyectado inicialmente. El plazo será de cinco años, con dos de gracia.

Las empresas concernidas son las que estaban en buenas condiciones antes de la crisis sanitaria, que tienen al menos 15.000 empleados y un volumen anual de negocios de hasta u$s5.000 millones.

Contrariamente a los prestamos gubernamentales, transformados en subvenciones a empresas que mayoritariamente los usan para pagar salarios, los de la Fed no pueden ser eliminados.

El plan del banco central busca evitar el cierre de compañías que sufren por medidas de confinamiento impuestas en Estados Unidos desde mediados de marzo.

Por su parte, para garantizar los préstamos, el Tesoro destinará u$s75.000 millones.

En otro orden, la Reserva Federal dijo en esta jornada que actualizará su línea de crédito corporativo para el mercado secundario para adoptar un enfoque indexado, con el objetivo de crear una cartera que se base en un índice de mercado amplio y diversificado de bonos corporativos de Estados Unidos.

La línea, que comenzó a comprar acciones de fondos negociados en bolsa a mediados de mayo, es una de las herramientas creadas recientemente por la autoridad monetaria para mejorar el funcionamiento del mercado tras la pandemia del coronavirus, pero ha provocado una volatilidad considerable.

Las compras de bonos corporativos se basarán en un índice que está "compuesto por todos los bonos del mercado secundario que han sido emitidos por compañías estadounidenses que satisfacen la calificación mínima de la línea de crédito, el vencimiento máximo y otros criterios", explicó la Fed.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario