Petróleo rebotó más de 2% por baja de inventarios de combustible y expectativas en reunión de OPEP

Finanzas

El barril WTI trepó 2,6% hasta los u$s61,28 mientras que el Brent ganó 2,2% hasta los u$s64,07. Sucedió luego de que se conocerse que las existencias de gasolina en EEUU sufrieron la semana pasada su mayor caída desde 1990.

El precio del petróleo rebotó este miércoles impulsado por las expectativas de que la OPEP+ decida no aumentar la producción y por la significativa caída en los inventarios de combustible en Estados Unidos.

El barril WTI de EEUU trepó un 2,6% hasta los u$s61,28, mientras que el Brent de Londres ganó 2,2% hasta los u$s64,07.

"Los fundamentos del mercado del petróleo sugieren una mayor fortaleza, ya que la demanda crece con la recuperación y es probable que la actividad de ocio y viajes repunte", dijo Norbert Rücker, analista del banco suizo Julius Baer. "Vemos que los precios del petróleo superarán temporalmente los u$s70 a mediados de año".

Según lo trascendido, la Organización de Países Exportadores de Petróleo, Rusia y sus aliados, un grupo conocido como OPEP+, está considerando la posibilidad de prorrogar los recortes de producción de marzo a abril, cuando se esperaba que el grupo suavizara los ajustes.

Por otra parte, los precios fueron impulsados luego de que la Administración de Información de Energía (EIA) de Estados Unidos comunicara que las existencias de gasolina en el país norteamericano sufrieron la mayor caída de la que se tenga registro la semana pasada y la refinación tocó un mínimo histórico a raíz de una dura helada en Texas que cerró la producción.

Los inventarios de gasolina se desplomaron 13,6 millones de barriles (mb) a 243,5 mb, su mayor caída desde 1990, y las reservas de productos destilados también cayeron, 9,7 mb, a 143,0 mb. Según la EIA, las refinerías estadounidenses funcionaron a solo 56% de su capacidad, generando unos 9,9 mbd.

"Esta caída se debe en un 100% a la tormenta en Texas", dijo John Kilduff, socio de Again Capital Markets en Nueva York. "Congeló toda la cadena de suministro de Texas y provocó una reducción de los productos refinados disponibles".

Paralelamente, las existencias de crudo subieron en 21,6 millones de barriles (mb) a 484,6 mb la semana pasada, lo cual significó la mayor alza semanal desde que existen datos públicos (1982).

Dejá tu comentario