S&P Merval cerró en baja pero ADRs treparon hasta 9%; bonos ajustados por inflación volvieron a subir

Finanzas

El índice S&P Merval retrocedió por segunda jornada consecutiva hasta las 51.633 unidades aunque todavía acumula un crecimiento del 7% en lo que va de febrero. Los bonos CER culminaron con nuevas ganancias una rueda en la cual se conoció que los precios treparon en enero 4%.

La bolsa porteña borró sus ganancias iniciales y cerró con una baja del 0,6% ante un nuevo reacomodamiento de carteras y afectada por la merma en la cotización del dólar CCL, aunque las acciones argentinas que cotizan en Wall Street registraron mayoría de incrementos. Mientras tanto, los bonos en pesos ajustados por inflación volvieron a subir en una rueda en la cual se conoció que los precios treparon 4% en enero.

El índice S&P Merval retrocedió por segunda jornada consecutiva hasta las 51.633 unidades aunque todavía acumula un crecimiento del 7% en lo que va del mes. Las principales pérdidas las sufrieron las acciones de la agropecuaria Cresud (-4,5%) y de las empresas de telecomunicaciones Cablevisión y Telecom (ambas del -2,5%).

Por el contrario, entre los ADRs se destacaron las subas en Corporación América (9,3%), Banco Supervielle (3,1%) e Irsa Propiedades Comerciales (2,9%).

Respecto de la diferencia entre la performance de la plaza local y la extranjera, desde la sociedad de bolsa Rava explicaron que eso muestra "la distorsión poco genuina que puede producirse por el dólar CCL", ya que una contracción de los dólares financieros implica venta de activos, lo cual presiona sus cotizaciones a la baja.

Mientras tanto, los papeles de YPF culminaron con una merma del 1,8% en el Merval pero mejoraron en idéntica proporción en Nueva York, en la primera jornada tras el cierre de su canje de deuda.

La petrolera informó en el comienzo de este jueves que su propuesta de reestructuración de deuda logró una adhesión del 60% del bono corto, con vencimiento en marzo de este año y una del 32% para la totalidad de los bonos, resultando en la emisión de nuevos títulos al 2026, 2029 y 2033 por aproximadamente u$s2.100 millones.

Cabe recordar que la firma decidió en su última oferta incrementar el dinero en efectivo entregado a los tenedores del bono 2021, lo que resultó clave para destrabar las tensiones con el Grupo Ad Hoc, que concentra el 45% de los títulos e incluye al poderoso fondo de inversión Black Rock. Sin embargo, los acreedores aclararon que no iban a adherir a la propuesta para el resto de los bonos.

A partir de esta reestructuración la empresa consiguió un alivio de u$s630 millones en concepto de pagos de capital e interés acumulados hasta diciembre de 2022, un monto que ahora podrá ser destinado a inversiones productivas según el plan dado a conocer semanas atrás. En total, se buscaba refinanciar u$s6.227 millones.

Con este resultado, YPF logró obtener la validación del Banco Central en relación con el requerimiento de refinanciación exigido para poder acceder al mercado oficial de cambios. Según estimaciones, debería hacerse de unos u$s120 millones para cumplir con el pago de vencimientos.

Ahora la atención de los inversores pasa a centrarse en las negociaciones del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para alcanzar un acuerdo de facilidades extendidas. Al respecto, el ministro de Economía, Martpin Guzmán, ratificó en la víspera que no habrá condicionamientos y que "Argentina es dueña de su propio programa".

Bonos y riesgo país

Por su parte, los principales bonos soberanos en dólares terminaron la sesión a la baja, destacándose un retroceso del 1,2% en el referencial Bonar 2030.

De manera inversa, los títulos en pesos ajustados por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER) exhibieron aumentos de hasta 1,1% en una rueda en la que se conoció el dato de inflación de enero.

Según el INDEC, los precios subieron 4% en el primer mes del año, misma cifra respecto de diciembre. De esta manera, la inflación interanual se aceleró al 38,5% y, si se anualiza el dato mensual, giraría en torno al 60% en 2021, muy lejos de las proyecciones del Gobierno.

"Febrero parece ir por la misma línea inflacionaria, apreciando a los bonos indexados al CER que mantienen la misma línea con una nueva rueda de considerables alzas a lo largo de toda la curva, ya que en este contexto son y seguirán siendo uno de los instrumentos favoritos de cobertura y muy demandados por los inversores en tanto no se generen cambios relevantes que modifiquen las expectativas", sostuvieron en Rava.

A pesar de este salto en los precios, desde el Ministerio de Economía buscaron dar tranquilidad al explicar que obedece a un “brutal reacomodamiento de precios relativos”, lo cual no implica “un proceso de espiralización de la inflación”.

Guzmán ratificó esta semana que el objetivo es reducir la inflación cerca de cinco puntos porcentuales, para acercarse al 29% proyectado en el Presupuesto. Para llegar a esa cifra, se prevé una desaceleración en el ritmo de ajuste del tipo de cambio, en torno al 25% anual, más un esquema de coordinación de expectativas que incluye el acuerdo de precios y salarios entre empresarios y trabajadores.

En ese marco, el riesgo país subió 0,48%, fue de 1463 puntos porcentuales.

Dejá tu comentario