Economía

Frigorífico Minerva se asocia con firmas chinas y amplía el mercado para carne argentina

La firma de capitales brasileños es dueña de Swift en el país. También enviará productos vacunos al gigante asiático desde Brasil y Uruguay.

La firma cárnica de capitales brasileños Minerva y que en la Argentina es dueña del frigorífico Swift, anunció ayer que planea asociarse con dos empresas distribuidoras de China para exportar directamente carne vacuna a este mercado gigante. De esta manera abre un negocio millonario que también incluye a nuestro país.

Según comunicaron desde la empresa brasileña ya se firmó un memorando de entendimiento en el cual se establece la creación de este joint venture entre las partes. Y agrega: “La compañía tiene como objetivo maximizar sus canales de distribución en China, permitiendo nuevas oportunidades de negocio y satisfacer la creciente demanda de proteína de carne de este país, que hoy representa aproximadamente el 15% de todo el consumo mundial de carne”.

Esta asociación nace tras varios meses de negociaciones ya que Minerva venía trabajando con estos distribuidores chinos –llamados Xuefang Chen y Wenbo Ge- que se comprometen a poner a disposición toda su cartera de clientes. Y por su parte la empresa cárnica será la proveedora de carne proveniente no sólo de Brasil sino también de Argentina y Uruguay, donde cuenta con plantas industriales.

Además según explicaron desde la empresa, los socios chinos tendrán derechos preferenciales sobre las ventas de carne en el país asiático, pero no exclusividad. Esto es clave porque, a su vez, Minerva busca no perderse ninguna otra posibilidad de negocio que pueda surgir en este mercado en crecimiento. De todas formas, tal como detallan los voceros de la compañía brasileña, todas las compras dirigidas a China podrían hacerse a través de este joint venture.

Esta asociación es la primera de su tipo en la industria cárnica de Latinoamérica y abre una gran oportunidad de negocios para Minerva porque accedería a una jugosa cartera de compradores. El momento que se concreta tampoco es fruto del azar, ya que actualmente China está muy complicada luego de que se propagara el virus de la peste porcina africana en su ganado porcino. Esto llevó a una drástica reducción del stock y a la necesidad de que este país salga a comprar proteína animal al mundo.

Si bien el cerdo es el producto más consumido en China, por sobre la carne vacuna, lo cierto es que esta situación también está derivando en un cambio en la matriz de consumo del gigante asiático. Y en este sentido el rol de Argentina, Brasil y Uruguay es fundamental porque los tres países justamente traccionan las ventas al mercado chino, que está lejos de mostrar un techo.

En lo que hace estrictamente a la Argentina, actualmente China es el principal destino de las exportaciones de carne vacuna local y las empresas frigoríficas esperan que este negocio siga creciendo paulatinamente. Incluso se están realizando fuertes inversiones para crecer en capacidad de faena en las plantas habilitadas a este destino, que hoy suman 66 entre carne vacuna, porcina y aviar.

Para dimensionar este negocio, las estadísticas dan cuenta que en los primeros siete meses del año la Argentina exportó carne vacuna a China por un total de poco más de u$s868 millones.

En este contexto y conocida ayer la noticia en el mercado, las acciones de Minerva subían ayer en la Bolsa de Brasil alrededor del 4% mientras que las de sus competidores, BRF y Marfrig bajaban ante la incertidumbre lo que puede generar este joint venture.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario