La pandemia hace caer la conflictividad laboral al nivel más bajo en 10 años

En el primer semestre de 2020 se registró el nivel más bajo de conflictividad sindical de los últimos 10 años, tanto en el Sector Público como en el Sector Privado. Así lo afirma un informe de Synopsis Consultores.

Pese al un contexto económico de crisis profunda como consecuencia del coronavirus, “en el primer semestre de 2020 se registró el nivel más bajo de conflictividad sindical de los últimos 10 años, tanto en el Sector Público como en el Sector Privado”, afirma un informe de Synopsis Consultores. El trabajo también revela que, si bien con realidades diversas, los salarios acordados por los principales gremios quedaron rezagados frente a la inflación en los primeros ocho meses del año.

La baja conflictividad laboral no solo se observa contabilizando los conflictos que finalizaron con medidas de fuerza, sino que se registra aún con mayor nitidez si se contabilizan la cantidad de huelguistas que, tanto en el sector público como en el privado, estuvieron efectuando este tipo de medidas de fuerza, puntualiza el informe de la consultora que dirige Lucas Romero.

La merma en la conflictividad sindical en el sector público, explica la consultora, no solo estuvo cruzada por la realidad de la pandemia, sino también por el cambio de Gobierno, y la llegada al poder de una Coalición que tiene entre sus filas de apoyo a los principales gremios estatales.

Gráfico.jpg

Salarios

Los denominados grandes gremios “quedaron mixtos frente a la evolución de la inflación en un año que será recordado por haber firmado más acuerdos de suspensiones que salariales”, sostiene el trabajo.

Entre los 13 gremios con mayor cantidad de afiliados, Synopsis calcula que 4 lograron ganarle a la inflación en los primeros ocho meses del año, en tanto que los restantes quedaron en rojo.

Camioneros y Sanidad, los dos gremios mejor parados frente a la evolución de los precios “son los grandes ganadores en este 2020”. Los siguen Alimentación, que empezó a renegociar su paritaria esta semana y aún se encuentra por encima de la inflación, y Bancarios, que cobrará un aumento del 7% en septiembre y próximamente renegociará su acuerdo.

Por su parte, la UOCRA no firmó aumentos, pero gracias a un incremento del 30% acordado en diciembre pasado, “pudo aguantar bastante bien este año tan complejo”.

El resto presenta un panorama “muy complicado”. El mayor retroceso en los ingresos reales se registra en el gremio de los choferes (UTA) cuya actividad se ha visto muy resentida por las medidas de restricción a la movilidad por la pandemia.

Grafico 2.jpg

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario