El 37% de los adolescentes del país no tiene computadora para hacer la tarea

Información General

La encuesta revela que el 81% de los hogares donde viven niños, niñas y adolescentes está en contacto con el sistema educativo y recibe tareas escolares. En casi 7 de cada 10 familias son las madres las que apoyan a sus hijos para realizar los deberes.

El 37% de los adolescentes del país no tiene una computadora disponible para realizar trabajos escolares durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto para evitar el contagio de coronavirus. Los datos surgen de una encuesta realizada por UNICEF, cuyos resultados se dieron a conocer en el Consejo Federal de Educación.

El sondeo revela también que el 81% de los hogares donde viven niños, niñas y adolescentes está en contacto con el sistema educativo y recibe tareas escolares.

El Informe sectorial de educación forma parte de la “Encuesta de Percepción y Actitudes de la Población. Impacto de la pandemia y las medidas adoptadas por el gobierno sobre la vida cotidiana de niñas, niños y adolescentes”, que el equipo de UNICEF Argentina presentó al Presidente de la Nación, Alberto Fernández en los últimos días.

El estudio también destaca la cobertura y el seguimiento que hacen las instituciones de su comunidad educativa. Ocho de cada 10 hogares reciben tareas y están en contacto con la escuela, que acompaña sus avances, pero sólo un 25% señala que recibe contacto para monitorear la situación de las familias.

unicef cuadro.jpg
La encuesta fue realizada por UNICEF

La encuesta fue realizada por UNICEF

Entre los y las adolescentes, el WhatsApp es el medio más utilizado para contactarse con sus docentes, seguido por las plataformas educativas (mayoritariamente entre quienes tienen computadoras para tareas escolares). Entre los y las adolescentes, 8 de cada 10 afirmaron poder hacer las tareas para la escuela “sin ayuda de otros” y en su mayoría, a través de trabajos escritos: solo el 14% reportó la utilización de videoconferencias.

Dos tercios de los hogares encuestados informaron que tienen tarea para hacer todos los días. En términos regionales, Cuyo presenta un porcentaje significativamente mayor de hogares cuyos niños y niñas tienen tareas escolares todos los días (82%), mientras que en el NEA y NOA se observan los valores más bajos (57% y 61% respectivamente).

En casi 7 de cada 10 familias, son las madres las que apoyan a sus hijos e hijas para realizar los deberes escolares. En la población de menores ingresos, esta función recae aún más en ellas, en el 76% de los casos.

madres tarea.jpg
La encuesta de UNICEF reveló que en casi 7 de cada 10 familias son las madres las que apoyan a sus hijos e hijas para realizar los deberes

La encuesta de UNICEF reveló que en casi 7 de cada 10 familias son las madres las que apoyan a sus hijos e hijas para realizar los deberes

Finalmente, un dato adicional a considerar es que sólo un 18% de los adolescentes menciona realizar actividad física, al ser consultados por las actividades que realiza durante la cuarentena, y 76% afirma pasar más tiempo frente a las pantallas.

Consultados sobre la situación emocional, 36% de los adolescentes manifestó estar preocupado o angustiado, y un 13% indiferente, datos que alertan sobre la necesidad de dar seguimiento y asegurar acciones de contención para garantizar bienestar en esta población.

“En contextos de emergencia como el que vivimos, con la educación presencial suspendida temporalmente, el acceso a Internet, a dispositivos digitales y el desarrollo de estrategias educativas alternativas es fundamental para sostener los aprendizajes de los niños, niñas y adolescentes en Argentina”, afirmó Luisa Brumana, Representante UNICEF Argentina. “El Covid-19 revela la necesidad de garantizar también los recursos necesarios para sostener el contacto entre las familias y las escuelas, especialmente en los contextos más vulnerables, para asegurar el sostenimiento y devolución de las actividades escolares, y también dar seguimiento a la situación emocional de los chicos”, agregó.

Tal como señala Brumana, uno de los desafíos que se advierte en el “capitulo educación” de la encuesta, es dejar ver las grandes desigualdades a las que se enfrentan los adolescentes que tienen acceso limitado a las TIC. Por ejemplo, entre las familias beneficiarias de la Asignación Universal por Hijo (AUH) la brecha se profundiza aún más: el 28% no tiene Internet y el 53% estudia sin computadora.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario