Agrupaciones marcharon a Plaza de Mayo a 5 años de la caída de Fernando De la Rúa

Información General

Organizaciones de derechos humanos, grupos piqueteros, partidos políticos y estudiantes se movilizaron hoy desde el Congreso hasta la Plaza de Mayo para recordar a las víctimas de la represión policial que marcó el fin del Gobierno de Fernando De la Rúa en diciembre de 2001.

Los manifestantes, en su mayoría opuestos a las políticas oficialistas, exigieron al Gobierno nacional el "castigo a los responsables físicos e intelectuales de la represión del 19 y 20 de diciembre de 2001 en todo el país", entre otros reclamos.

Las columnas partieron pasadas las 18:00 desde las inmediaciones del Palacio Legislativo y, a través de avenida De Mayo, Julio A. Roca (Diagonal Sur) y Roque Sáenz Peña (Diagonal Norte), se trasladaron hasta la Casa de Gobierno.

"La rebelión popular sigue vigente; Con (Néstor) Kirchner hambre, entrega y represión; y Por el triunfo de las luchas obreras", fueron algunas de las consignas que rezaban las pancartas que guiaron la manifestación.

La columna central, que se desplazó por Avenida De Mayo, estuvo encabezada por representantes de las agrupaciones convocantes, entre ellas Memoria y Justicia, Bloque Piquetero, Corriente Clasista y Combativa, Frente de Trabajadores Combativos, MTD, Partido Obrero y Comunista Revolucionario.

Además del acto recordatorio, las agrupaciones expresaron al oficialismo su pedido de "aparición con vida del testigo Julio López", desaparecido en septiembre último, luego de declarar en el juicio del represor Miguel Etchecolaz.

Por su parte, el Gobierno, a través del ministro del Interior, Aníbal Fernández, cuestionó las manifestaciones piqueteras, a las que consideró promovidas por "formaciones políticas".

El titular de la cartera política señaló que las manifestaciones programadas son "más o menos lo mismo" que se venía produciendo en las últimas semanas y estimó que la conflictividad social se redujo porque "hay millones de puertas" a las que llamar para lograr respuestas.

En tanto, un grupo de manifestantes protagonizó una serie de leves incidentes con efectivos de la fuerza que dejaron como saldo a dos policías heridos, aunque desde el ministerio del Interior confirmaron que el estado de los efectivos no revestía gravedad.

El principal disturbio se registró cuando un grupo de piqueteros lanzó una lluvia de piedras a los efectivos de la fuerza que intentaban controlar la protesta en Avenida De Mayo y Chacabuco, frente a la sede del HSBC donde había sido baleado Gustavo Ariel Benedetto, de 24 años, el 20 de diciembre de 2001.

Además, en la intersección de las calles Belgrano y Entre Ríos, la policía debió rociar con agua y pintura a través de un camión hidrante a un grupo de manifestantes que pretendió -son éxito- acercarse a la Central de Policía.

Dejá tu comentario