En la costa, casas con pileta son las más demandadas; hoteles, en crisis

Información General

Hay menos oferta dado que muchos propietarios pasarán la temporada en sus inmuebles.

Incertidumbre y protocolo son las palabras más utilizadas para referirse a la próxima temporada de verano. Pese a las dudas por la situación sanitaria, las autoridades aseguran que habrá vacaciones, y en la costa se preparan para eso.

Este fin de semana largo hubiera sido el clásico para alquilar. En los viejos tiempos, muchos hasta viajaban a los sitios de playa para ver los inmuebles en los que pasarían finalmente sus vacaciones. Hoy, con las facilidades informáticas el termómetro de alquileres es incluso hasta más exacto.

Actualmente, los alquileres en la costa atlántica están un poco por debajo de la temporada anterior, pero las expectativas están puestas en que la concreción de contratos va a aumentar.

De todas maneras, muchas cosas cambiaron de cara a los próximos meses: desde el tipo de propiedad que se alquila, hasta la cantidad de días y las posibilidades de cancelación. “En cuanto a los alquileres, las casas con pileta se vienen alquilando igual o mejor que otros años. Los departamentos con servicios vienen más complicados”, aseguró Joaquín Bustillo, cofundador de la inmobiliaria Celtis de Cariló. De igual manera, la hotelería está pasando por su peor momento y muchos creen que perder la temporada es una triste posibilidad. Pese a que los hoteleros presionan, aún no hay información concreta de su apertura.

Elegidas

Las casas con jardín y piscina son, sin dudas, las más elegidas, en un contexto en el que aún no se conocen los protocolos que se requerirán para ir a la playa, pero en donde muchos quieren definitivamente aprovechar el aire de la costa para relajarse.

Otro gran cambio son las estadías. “Estamos cerrando alquileres con recambios cada 15 días mientras que antes lo hacíamos por semana”, agregó Bustillo. Al respecto, esta es una manera de resguardar a los visitantes, a la vez que se puede poner más énfasis en una posterior desinfección, algo que los huéspedes valorarán mucho”.

“Hay una tendencia que cambió y es que se están pactando alquileres de tiempos más largos. Hay gente que alquila por tres meses y piensa turnarse esa misma casa con el resto de su familia”, explicó Flavio Di Francesco, dueño de la inmobiliaria homónima en Pinamar. De todas maneras, agregó que las casas en oferta este verano se reducirán significativamente. “Muchos propietarios de Pinamar no van a irse a ningún lado este verano, por lo que el universo de propiedades en oferta es de alrededor de un 50% menos”, agregó. En tal sentido, los precios que se manejan en algunas zonas de la costa son de hasta un 50% más que el año pasado.

“Recibimos muchísimas consultas para alquilar para el verano. Incluso, este año comenzó a haber más gente con ganas de venir a instalarse para vivir en Pinamar”, finalizó. Al respecto, hay un público que, fomentado por el home office, no tiene problemas en trabajar a la distancia.

De todas maneras, y pese a lo poco que falta para terminar el año, la incertidumbre es tal que en casi todos los casos se firman contratos con posibilidad de devolución del dinero o cancelación sin penalidades.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario