China ahora pide a sus ciudadanos que se abstengan de viajar a países de alto riesgo

Información General

Las autoridades chinas aseguraron que "prácticamente había frenado" el virus y que ahora el país está atento al regreso del Covid-19 a través de visitantes procedentes del extranjero. El Gobierno solicitó evitar viajes a países fuertemente afectados por el virus.

Ante la expansión del coronavirus por Europa, el Gobierno de China solicitó a sus ciudadanos que se abstengan temporalmente de viajar a países de alto riesgo.

La enfermedad, que ya suma más de 7.800 muertos y 196.000 contagios en 145 países, se propaga menos en China que en el resto del mundo. Después de China, los países más afectados son Italia, Irán y España.

Actualmente la situación más crítica se encuentra en Europa donde el virus no para de propagarse, es por eso que el Gobierno Chino emitió una alerta de viaje en la que insta a sus ciudadanos a mantenerse informados sobre la situación de la epidemia del nuevo coronavirus en el extranjero y evitar viajes a países fuertemente afectados por el virus.

El Ministerio de Cultura y Turismo aconsejó evaluar el riesgo de infección causado por viajar al extranjero y difundió a sus ciudadanos que se abstengan temporalmente de viajar a países de alto riesgo, incluidos Italia, España, Francia, Alemania, Estados Unidos, Suiza, Reino Unido, Países Bajos, Suecia, Noruega, Dinamarca, Austria, Bélgica, Irán y la República de Corea.

Las autoridades chinas informaron este martes que la ciudad de Wuhan, epicentro del coronavirus, registró un único nuevo caso local, mientras otros 20 casos importados se contabilizaron en el resto del país.

En febrero China contabilizaba más de 1.000 nuevos contagios diarios, pero la semana pasada autoridades aseguraron que "prácticamente había frenado" el virus y que ahora el país está atento al regreso del Covid-19 a través de visitantes procedentes del extranjero.

Un total de 81.058 personas han contraído el coronavirus en el país. Pero más de 56.000, es decir más del 60%, ya se han curado y han sido dadas de alta en el hospital.

Este lunes, Beijing empezó a someter a una cuarentena obligatoria de 14 días en hoteles habilitados para ello a todo aquel que venga del extranjero, con excepción de los menores, las mujeres embarazadas o las personas que viven solas, a quienes se les permite el confinamiento en sus casas.

Con la infección aún creciendo en el extranjero, China envió un equipo de protección personal y expertos médicos a Italia, Irán y otras naciones que luchan contra la epidemia.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario