Regreso a clases en Ciudad: Gobierno porteño pidió dejar sin efecto la audiencia con Acuña y Quiros

Información General

Está convocada para el próximo miércoles por videoconferencia. Los abogados apoderados de la Procuración aseguran que Acuña y Quiros ya tenían una agenda para ese día

El Gobierno porteño solicitó este jueves que se deje sin efecto la audiencia clave convocada para el próximo miércoles 10 de febrero a las 12 horas para analizar los protocolos contra el Covid-19 antes del inicio del ciclo lectivo.

La presentación del Ejecutivo local se produjo luego que se solicitó la recusación del juez Roberto Gallardo, quien había citada para una audiencia virtual a los ministros porteños de Salud, Fernán Quirós, y de Educación, Soledad Acuña, con el fin de que informen qué protocolos se implementarán para el cuidado de docentes y alumnos en la vuelta a clases.

La recusación hecha por el Gobierno porteño fue accionada por la Procuración de la Ciudad, confirmó el jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel. La gestión de Horacio Rodríguez Larreta reclamó que haya "un juez imparcial" para dirimir el planteo docente sobre el regreso presencial a las aulas, ante lo cual advirtió que la falta de presencialidad en la educación produce un daño "irreparable" en los alumnos.

En el pedido de suspensión de la audiencia los abogados apoderados de la Procuración aseguran que Acuña y Quiros ya tenían una agenda para ese día. "La citación a la audiencia designada importa suspender compromisos ya asumidos con anterioridad a la designación" de la fecha, sostuvieron.

Además, aclararon que ya se han aportado a la Justicia "los informes que dan cuenta de las acciones implementadas para desarrollar los testeos al personal docente y no docente, por lo que la causa se ha tornado abstracta".

En el escrito advierten que a pesar del pedido de cancelación, si el Tribunal considera necesaria la celebración de la audiencia se pida se autorice a concurrir a funcionarios subalternos de los ministros, y que el encuentro se desarrolle solo con la presencia de las partes: actor y demandando.

Con este último punto se dejaría afuera del encuentro virtual a los cuatro de los 17 sindicatos docentes porteños: Unión de Trabajadores de la Educación (UTE Capital), Asociación Docentes de Enseñanza Media y Superior (ADEMyS), Unión Docentes Argentinos (UDA), y Sindicato de Educadores de Buenos Aires (SEDEBA), quienes habían sido invitados por el recusado juez Gallardo a participar.

La causa se inició con un planteo de Carlos Luis Elías, con el patrocinio letrado Javier Ernesto Leira. Para la Ciudad, Elías "carece de legitimación para representar la clase colectiva que invoca, ya que no trabaja en el ámbito educativo y no representa a ningún trabajador de la Ciudad y menos aún a los trabajadores docentes" y subrayó que "no es la primera vez que el actor efectúa un planteo judicial ante ese fuero. Elías y Leira se presentaron ante la Justicia con un amparo para saber si la Ciudad tenía previsto testear a los maestros antes de iniciar las clases.

En el reciente oficio, el Gobierno aclaró su postura: "Debe destacarse que no existe ninguna norma o reglamentación que exija a mi mandante realizar los testeos en cuestión, por lo que no existe causa que amerite el presente amparo".

Y agregó: "En efecto, la decisión de llevar adelante los mismos obedece a una cuestión de prudencia política, por lo que corresponde que sea decidida por el Poder Ejecutivo, en base a los conocimientos que tiene y la información estadística y de salud pública que maneja, todo lo cual no puede ser suplido por una decisión judicial que siempre tiene menos elementos de juicio".

Temas

Dejá tu comentario