Con la mirada en el Bicentenario, se inauguró la Feria del Libro

Información General

La 36ª edición de la Feria Internacional del Libro quedó inaugurada con un acto al que asistieron más 1.200 personas junto a invitados especiales en el predio de La Rural de Palermo, donde la tradicional muestra permanecerá abierta hasta el lunes 10 de mayo.

En el Salón Leopoldo Lugones y ante un auditorio colmado, la actriz y cantante Cecilia Milone entonó las estrofas del Himno Nacional para dar comienzo a la ceremonia, hacia las 19:10, y luego interpretó los tangos "Chau, no va mas" y "Uno".

El primer orador del acto fue el presidente de la Fundación El Libro, Horacio García, que dijo que en esta edición de la feria "es imposible escapar a la marca que imponen los 200 años de la Revolución de Mayo, revolución hecha bajo el signo de la ilustración".

"La idea primordial que subyace en la ilustración es que el conocimiento libera al hombre de los prejuicios y la ignorancia que lo esclavizan y le impiden ser libre. Así, el conocimiento haría surgir una nueva era en la cual el avance científico y humanístico permitirían la creación de un nuevo mundo signado por el progreso humano en todos los sentidos", agregó.

"El libro fue un elemento central en este proyecto", insistió García, antes de ceder la palabra el secretario de Cultura de la Nación, Jorge Coscia.

El titular de la cartera de Cultura destacó la propuesta de conmemorar el Bicentenario de la patria a partir de "construir la memoria colectiva".

"La cultura es un buen parámetro para establecer balances", para luego enumerar los logros del Gobierno en los últimos años y subrayar "el crecimiento de la actividad cultural" y poner al auge del cine nacional como ejemplo.

Luego, el ministro de Educación, Alberto Sileoni, dijo que traía "el saludo de la señora Presidenta" y al iniciar su discurso recordó a "las primeras ediciones de la Feria del Libro realizadas en 1975 y 1976", a las que calificó como "espacios de resistencia".

"Íbamos a ver si las editoriales extranjeras traían algún libro prohibido. Los libros rompen las fronteras de la exclusión y por eso es importante que lleguen", indicó.

Sileoni también enumeró los logros de la gestión de Gobierno, destacó la "masiva compra de equipamiento informático", señaló la intención de "llegar al 2012 con todos los chicos con una computadora", pero aclaró que "la computadora no sustituye a los libros".

Más tarde, el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, resaltó la importancia de la muestra a la que definió como "una verdadera fiesta para los porteños". "Los libros cumplen un rol fundamental en la construcción de un país. La lectura es una herramienta necesaria para estar preparados", sostuvo.

Macri se refirió a su "compromiso con la educación pública", y luego destacó que durante su gestión se dieron "dos libros por año a cada chico, para que vayan construyendo su propia biblioteca".

La ceremonia concluyó con la lectura de textos históricos evocativos, a cargo de los músicos Teresa Parodi y Víctor Heredia, y el tradicional corte de la cinta.

La Feria Internacional del Libro, la muestra más grande en su tipo en el mundo de habla hispana, abrió este jueves sus puertas al público, con entrada libre y gratuita en su jornada inicial, en el barrio porteño de Palermo.

Bajo el lema "Festejar con libros 200 años de historias", la exposición se desarrollará en una superficie de 37.000 m², donde más de 1.300 expositores entre directos e indirectos estarán presentes junto a 38 países, dos comunidades y organismos internacionales.

Dejá tu comentario