El médico argentino Fernando Polack, otro caso de reinfección de Covid-19

Información General

Fernando Polack, quien trabaja en las pruebas de la vacuna de Pfizer contra el coronavirus, confirmó que dio positivo por segunda vez. Asimismo, aclaró que fue un recontagio leve y "esperable en todos los seres humanos que contraen enfermedades respiratorias virales".

El médico argentino Fernando Polack, director científico de la Fundación INFANT, quien fue contratado por el laboratorio estadounidense Pfizer para probar en el país la vacuna contra el coronavirus que fabrica junto a la compañía alemana BioNTech, dio por segunda vez positivo por coronavirus.

El infectólogo, que desde agosto trabaja en las instalaciones del Hospital Militar Central en las pruebas de las vacunas con voluntarios, contó a la prensa sobre el particular hecho, tras haber sido diagnosticado por segunda vez.

El médico detalló en diálogo con Infobae cómo se volvió a contagiar de esta enfermedad: "Hace un par de semanas un contacto estrecho empezó con síntomas y luego fue diagnosticado con Covid-19. Mi primer hisopado entonces fue negativo".

"Tuve varios hisopados negativos después de mi primer episodio, pero un día más tarde me sentí un poco cansado y luego perdí el olfato. Esta vez el test de PCR confirmó que me había reinfectado levemente como es enteramente esperable en todos los seres humanos que contraen enfermedades respiratorias virales. Por suerte el segundo episodio se ha terminado", completó.

La primera infección con coronavirus ocurrió en abril, dijo. "Me fui a dormir con una leve molestia en la garganta que se transformó en la mañana en febrícula, un poco de tos y decaimiento. Cuando casi no circulaba el SARS CoV2 en Buenos Aires y recién se iniciaba la cuarentena, terminé pasando 14 días en casa con un cuadro leve de coronavirus que desapareció como vino", contó Polack en diálogo con Infobae.

El infectólogo director científico de la Fundación INFANT explicó la particularidad de la reinfección al señalar que "en general, las temporadas virales duran dos o tres meses y para cuando las defensas en la nariz se acabaron los virus han emigrado al hemisferio norte".

"Entonces tenemos un episodio cada año o cada par de años. Pero como el coronavirus se ha quedado por un buen tiempo en Buenos Aires, se producen los recontagios. Y también me tocó a mí", concluyó.

Dejá tu comentario