Docentes de Santa Cruz buscan nacionalizar la protesta

Información General

La Asociación Docentes de Santa Cruz (Adosac) resolvió continuar el paro por tiempo indeterminado que sostienen desde el 15 de abril en reclamo de un aumento salarial y no acatar la conciliación obligatoria a la que fueron intimados por dos fallos judiciales.

Además en el encuentro, los gremialistas decidieron que una delegación de docentes viaje a Buenos Aires para participar de diferentes actos que se realizarán con el objetivo de nacionalizar la protesta.

La continuidad del paro fue votada por el congreso provincial que se reunió en Río Turbio, 300 kilómetros al oeste de Río Gallegos.

Los delegados de esta localidad de la cuenca carbonífera fueron los que, junto con las del flanco norte petrolero, sostuvieron las posiciones más duras, en tanto la delegación de la capital provincial llevó mandato de suspender las medidas.

La semana pasada el gobernador Daniel Peralta dispuso por decreto el aumento del 25% en dos tramos -el primero retroactivo a marzo- pero fueron rechazados tanto por la mayoritaria Adosac como por la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET).

Peralta, además de este aumento, pidió a la Justicia que declare ilegal la huelga.

El titular de la Adosac, Pedro Muñoz, dijo que el congreso ratificó la continuidad del paro y volvió a cuestionar la "decisión unilateral" de aumentar mediante un decreto los sueldos de los docentes.

El gobierno provincial asegura que "con un haber de bolsillo 4.700 pesos para el maestro de grado con dedicación simple y sin antigüedad, los haberes docentes son los más altos del país".

Fuentes del Consejo Provincial de Educación (CPE) dijeron que la adhesión al paro "sigue siendo dispar por regiones, con un promedio del 31% en la provincia y del 24% en Río Gallegos".

Los maestros abandonaron esta semana los piquetes que realizaban desde mayo en rutas de acceso a los yacimientos de hidrocarburos -también en Río Turbio, donde cortaban el tránsito hacia el paso fronterizo Mina 1- para no perjudicar a los trabajadores petroleros, cuyas fuentes de empleo peligraban por el nivel de conflictividad en la zona norte.

Por su parte, los alumnos devolvieron las llaves de la mayoría de los colegios que mantenían tomados, mediante gestiones en las que participaron autoridades del CPE y padres de los estudiantes.

En Río Gallegos los alumnos de cuarto grado hicieron su promesa de lealtad a la Bandera durante un acto en la plaza Belgrano que encabezaron el vicegobernador, Hernán Martínez Crespo, y el intendente local, Héctor Roquel.

Dejá tu comentario