Exhumaron el cuerpo de Ángeles para realizarle nuevos estudios

Información General

El cuerpo de la adolescente Angeles Rawson, asesinada en junio pasado en el barrio porteño de Palermo, fue exhumado por orden judicial para aclarar una serie de dudas sobre las circunstancias de su muerte. La nueva autopsia comenzará este martes.

La medida fue llevada a cabo en el cementerio privado Jardín de Paz, ubicado en el partido bonaerense de Malvinas Argentinas, por personal de la Policía Federal que luego trasladó el cadáver hasta la Morgue Judicial del Cuerpo Médico Forense en esta Capital.

Una fuente judicial explicó que el objetivo principal es la revisión de una serie de traumatismos y lesiones que presenta la víctima en la columna y que también se verificarán todos los estudios médico-legales ya efectuados con el cuerpo de Ángeles.

Así lo decidieron los peritos de parte y los oficiales, especializados en tanatología, ginecología, traumatología, clínica médica, neumonología, anatomopatología y diagnóstico por imágenes que se reunieron durante cinco horas.

Uno de ellos, el médico legista Adolfo Méndez, perito de la defensa de Jorge Mangeri (45), explicó que la exhumación se decidió "de forma conjunta y no hubo disidencias" entre los peritos e insistió en que "no es una re autopsia que es lo que en la imagen popular es nuevamente el manoseo del cadáver, es algo que se hace con suma prolijidad".

El perito recordó que él apoyó desde el punto de vista científico el resultado de la autopsia efectuada por el médico Héctor Konopka, que refirió que la muerte de Ángeles se produjo por aplastamiento en la compactadora de basura, y que no tiene "gran expectativa" sobre lo que va a ocurrir tras la exhumación.

El juez Ríos exigió a los peritos precisar la información sobre su muerte, las lesiones vitales, post mortem y las que ocasionaron su fallecimiento, para establecer si Ángeles fue golpeada por el asesino, si estaba inconsciente, si fue estrangulada, si padeció agonía, entre otros elementos claves para la reconstrucción del hecho.

Los expertos tienen plazo hasta el 26 de agosto para elevar el informe definitivo.

También este martes se presentará a declarar ante el juez Ríos el padrastro de la menor asesinada, Sergio Opatowski, en calidad de testigo, ya que hasta ahora no había sido citado por la Justicia.

La medida se cumple porque el hombre quedó totalmente descartado como sospechoso al comprobarse que la sangre que fue encontrado en su auto Chevrolet Celta no le pertenecía a Ángeles, sino a otro familiar.

Dejá tu comentario