Expolicías condenados por crimen de Cabezas pueden volver a prisión

Información General

Los exoficiales de la Policía bonaerense Sergio Camaratta y Aníbal Luna, condenados por el crimen del fotógrafo José Luis Cabezas, cometido en enero de 1997, pueden volver a prisión a raíz de un fallo de la Suprema Corte de Justicia.

Es que el máximo tribunal provincial revocó la decisión del Tribunal de Casación bonaerense de beneficiar a los expolicías con la llamada "ley del 2x1", ya derogada, la cual les permitió recuperar la libertad en 2006, pese a que en 2000 habían sido condenados a reclusión perpetua.

En un fallo, la Suprema Corte entendió que "no puede extenderse a los condenados a la pena de reclusión el denominado cómputo privilegiado que contemplaba para los de prisión y luego de los dos años de encierro en prisión preventiva, el artículo 7 de la mencionada ley 24.390".

"Lo resuelto en cuanto a que cada día de encierro en cautelar preventiva -sea ésta prisión o reclusión- equivale a un día de privación legal de la libertad no significa que con ser ello cierto deba aplicarse -casi como consecuencia natural- esa forma de cómputo privilegiado", destacó la resolución.

El fallo señaló que "una cosa es que dos días de prisión preventiva con pena de reclusión sean ponderados como un día de encierro, y otra muy distinta es que cada día de encierro efectivo, luego de transcurridos los dos primeros años en preventiva, deban necesariamente ser contados dobles".

Por esos motivos, la Suprema Corte hizo lugar a un recurso extraordinario que había presentado la fiscal ante Casación Alejandra Moretti y restableció los cómputos de pena formalizados por la Cámara de Dolores.

Cabezas fue asesinado el 25 de enero de 1997 en una cava de las afueras de la ciudad bonaerense de General Madariaga, luego de ser secuestrado en Pinamar, adonde había sido enviado por la revista Noticias para cubrir la temporada de verano.

Según se estableció en la instrucción de la causa, Cabezas fue asesinado por orden del empresario telepostal Alfredo Yabrán, a quien le molestaban las guardias periodísticas frente a su casa de Pinamar y quien se suicidó en uno de sus campos de Entre Ríos cuando una comisión policial se acercó para detenerlo.

En el juicio oral realizado en 2000, fueron condenados a prisión perpetua los miembros de la banda de delincuentes de Los Hornos Horacio Braga, José Luis Auge, Sergio González y Héctor Retana (murió en la cárcel) y a reclusión perpetua el ex jefe de seguridad de Yabrán, Gregorio Ríos, y los ex policías Gustavo Prellezo, Luna y Camaratta.

Un fallo dictado en 2003 por el Tribunal de Casación bonaerense redujo las penas y a partir de 2004 todos los imputados, que habían sido detenidos entre abril y mayo de 1997, comenzaron a ser excarcelados bajo fianza debido a la aplicación de la ley del 2x1, que computaba doble el tiempo cumplido con prisión preventiva.

En el caso de Luna y Camaratta, salieron libres en octubre de 2006, por lo que estuvieron presos tres años sin sentencia firme (se computa doble) y otros seis más a partir de 2000, es decir, un total de 12 años aproximadamente.

El 19 de septiembre de 2007, la Suprema Corte bonaerense revocó el fallo del Tribunal de Casación y confirmó las condenas a perpetua dictadas por la Cámara de Dolores en 2000.

Todos los imputados apelaron a la Corte nacional, pero los recursos fueron rechazados, lo cual derivó en una serie de presentaciones para que se realice un nuevo cómputo en la Cámara de Dolores, ya que la familia Cabezas impulsa que vulevan a prisión.

Actualmente sólo Braga y Auge están presos por haber violado el régimen de arresto domiciliario, Prellezo -autor material de los mortales disparos- tiene arresto domiciliario, mientras que el ex comisario de Pinamar, Alberto Gómez, condenado a perpetua en un segundo juicio por "liberar la zona", también tiene ese beneficio.

Dejá tu comentario