A dos años del crimen de Fernando Báez Sosa, sus padres lo homenajearon en Villa Gesell

Información General

Graciela Sosa y Silvino Báez visitaron por primera vez el lugar donde su hijo fue asesinado por un grupo de rugbiers. Realizaron un acto interreligioso y colocaron ofrendas.

A dos años del crimen de Fernando Báez Sosa, los padres del joven asesinado por un grupo de rugbiers visitaron por primera vez el lugar donde ocurrió el hecho, en la localidad bonaerense de Villa Gesell. Allí participaron de un acto interreligioso, colocaron ofrendas y rezaron junto a vecinos.

"Me arrodillé, prendí una vela y le recé un rosario", contó a Télam Graciela Sosa, quien junto a su esposo, Silvino Báez, concurrió hoy a las 5.45, a la puerta del local bailable Le Brique, donde Fernando fue atacado por un grupo de rugbiers la madrugada del 18 de enero de 2020.

En diálogo con esta agencia, la mujer aseguró que fue la primera vez que pisó el lugar donde mataron a su hijo y que solo pudo estar "unos minutos", ya que comenzó a "temblar" y debió regresar a la casa donde se hospeda, que pertenece a unos amigos, padres de un compañero del primario de Fernando.

"Fuimos al lugar donde murió Fernando a la hora en la que había ocurrido. Era impresionante la cantidad de policías que había. Eso me dio bronca porque pensaba que si hubiera habido esa cantidad (de policías), no hubieran matado a Fernando", dijo Graciela, quien agregó que junto a su marido están "tratando de ser fuertes".

fernando baez sosa.jpg

"Después de rezar volvimos enseguida porque empecé a temblar. Se me presentaba todo lo que había visto en los videos. Fue una tristeza muy grande de explicar", sostuvo la mujer, quien con la voz entrecortada por el llanto afirmó que lo que está viviendo "es muy doloroso".

"Es el lugar donde Fernando estuvo vivo por última vez", agregó Graciela, quien describió que no obstante tras la primera visita a lugar sintió "un poco de paz" de poder llevarle una vela.

"Le pedí que me diera fuerzas y que pueda descansar en paz porque nunca va a poder regresar. Es muy difícil", sostuvo.

Causa Fernando Baez Sosa.jpg

En el lugar donde cayó Fernando producto de los golpes y patadas recibidas en el cuerpo y la cabeza, en plena avenida 3 de Villa Gesell, se formó un improvisado altar junto a un árbol, donde las personas dejan un rosario, una flor o simplemente prenden una vela y rezan una oración.

"Siento el amor y el apoyo de la gente, es algo impresionante. No sé cómo agradecer todo el cariño hacia Fernando", contó Graciela.

Tras esa primera visita a solas al lugar, Graciela y Silvino regresaron pasadas las 13.15 para saludar a las personas que llegaron desde diferentes puntos de la provincia de Buenos Aires para acompañarlos en este día y durante el acto que a partir de las 19 se realizará en el lugar en homenaje a Fernando

De nuevo en ese "altar", ambos padres rezaron una oración e hicieron nuevas declaraciones a la prensa.

"Justicia es lo único que pido para que Fernando descanse. Que sea perpetua", expresó la mujer.

"Buscamos un poco de paz, un poco de consuelo, pedimos una justicia ejemplar y que paguen los culpables", agregó su esposo.

Silvino manifestó que extraña "demasiado" a Fernando porque el joven "era todo" para ellos, y que "con la fuerza" que le brindan sus amigos están "tratando de seguir adelante".

Por el crimen del joven se encuentran detenidos Máximo Thomsen (22), Ciro Pertossi (21), Luciano Pertossi (20), Lucas Pertossi (22), Enzo Comelli (21), Matías Benicelli (22), Blas Cinalli (20) y Ayrton Viollaz (22), quienes serán juzgados a partir del 2 de enero de 2023 en los tribunales de Dolores.

Actualmente, los ocho acusados permanecen alojados en la alcaidía de Melchor Romero, donde están encerrados casi todo el día y son repudiados por la población carcelaria.

Dejá tu comentario