Crimen de Villa Gesell: esta es la zapatilla con la que patearon hasta la muerte a Fernando

Información General

El calzado fue secuestrado y ahora se trata de identificar quién la utilizaba en el momento del ataque. Cuando la policía preguntó de quién era, dado que estaba manchado con sangre, dijeron que era de "Pablo Ventura", y así fue como implicaron al joven que nada tenía que ver con el hecho.

Luego de que se identificó el "modelo y tipo" de calzado con el que patearon en la cabeza a Fernando Báez Sosa en Villa Gesell, lo que le provocó la muerte, se conoció una imagen de la zapatilla manchada con sangre que está incluida en el expediente.

El calzado de lona, que tenía sangre en la punta y en un costado, será peritado con una prueba scopométrica para determinar quién de los diez acusados fue el que lo llevaba.

Además, al momento de ser detenidos, los rugbiers fueron consultados por la zapatilla y respondieron que la misma era "de Pablo Ventura". Así fue como involucraron a un joven inocente en el caso, quien estuvo tres días detenido hasta que se comprobó que nisiquiera estaba en Villa Gesell en el momento del hecho.

En tanto, cinco de los rugbiers detenidos por el crimen fueron identificados por testigos en la segunda tanda de ruedas de reconocimiento y fueron señalaron como las personas que participaron del ataque dentro y fuera del boliche Le Brique que terminó con la muerte del joven el pasado sábado, informaron fuentes judiciales.

Uno de los principales sospechosos, Máximo Thomsen (20), fue reconocido en la jornada de hoy de manera fotográfica por dos de los tres testigos como una de las personas que le pegó a Fernando en la calle, frente al boliche, la noche del último sábado.

Las fuentes explicaron a Télam que este joven, joven promesa del rugby, es el más comprometido en la investigación, ya que fue identificado de manera directa por cuatro testigos distintos.

En el caso de Ciro Pertossi también fue reconocido por uno de los testigos que lo ubicó como atacante de uno de los amigos de Fernando.

Según los pesquisas, otro de los identificados de manera fotográfica fue Enzo Comelli, el joven imputado que ayer había sido reconocido por dos testigos golpeando a la víctima cuando se inició el ataque en la calle.

En esta oportunidad, un nuevo testigo lo reconoció como uno de los integrantes del grupo dentro del boliche Le Brique.

También fue reconocido Matías Benicelli (20), a quien un testigo le indilgó haber estado arengando la agresión a Fernando, dijeron a Télam al menos dos fuentes que estuvieron presentes en la rueda de presos.

La identificación de la zapatilla

En la previa, la Policía de Tierra del Fuego identificó el "modelo y tipo" de calzado con el que patearon en la cabeza a Fernando Báez Sosa en Villa Gesell, a partir de una impronta que quedó marcada en la cara de la víctima, informó hoy oficialmente esa fuerza de seguridad que cuenta con una base de datos con más de 10.000 modelos de zapatos y zapatillas.

"Como siempre ocurre en estos casos, nos pasaron una imagen de un rastro, y nosotros determinamos a qué modelo y tipo corresponde. Fue una colaboración interinstitucional de rutina", explicó a Télam el subjefe de la policía fueguina, comisario inspector Oscar Alfredo Barrios Kogan.

El mismo sábado que ocurrió el crimen de Báez Sosa (19), la Policía Científica de Pinamar contactó a la Policía de Tierra del Fuego para solicitarle colaboración con el fin de poder establecer el tipo de zapatilla con el que golpearon a la víctima, ya que esa fuerza cuenta con un registro de más de 10 mil modelos de calzados clasificados y sistematizados desde 2004.

El comisario inspector remarcó que la determinación exacta de un tipo de calzado resulta "muy importante" porque les permite a los investigadores cruzar esa información con la que surge del relevamiento de imágenes, por ejemplo provenientes de cámaras de seguridad o videos caseros.

Caso Fernando Báez Sosa - zapatilla

Y si bien Kogan no dio precisiones sobre la imagen con el rastro de la lesión en la cabeza de Fernando, otra fuente policial local indicó que se trata de una impronta del "lateral izquierdo del rostro de la víctima", donde pueden observarse "una escoriación con detalles de una suela de calzado".

"Con esa información, los investigadores pudieron hacer cotejos con los calzados secuestrados en la causa", agregó el informante.

Respecto al trabajo de la Policía fueguina en este tipo de peritajes, Kogan destacó que "muchas veces se determinan desde las marcas hasta la combinación de colores y logos externos", que resultan "datos muy útiles que se obtienen luego de realizar búsquedas sobre patrones codificados".

En ese sentido, explicó que a través de la foto de una pisada es posible individualizar desde figuras geométricas, hasta logotipos y leyendas.

"Lo que hacemos es detectar qué figuras predominan en un sector parcial de la pisada, filtrar esa información por un sistema, cruzarla con otras características y llegar a una conclusión", indicó.

Según Kogan, el registro con el que cuenta no es el único en el país, ya que hay otros en Salta y Santa Fe, pero que sí "es el más completo".

"Surgió de una necesidad. Por el tipo de clima en la provincia, predominantemente frío, existe un mayor uso de guantes y menos secreción de sudor, lo que dificulta la toma de huellas dactilares. Por eso comenzamos a otorgarle una mayor importancia investigativa a las pisadas", concluyó.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario