Los dos rugbiers liberados se negaron a declarar

Información General

Milanesi y Guarino no declararon pero tampoco cuestionaron a la fiscal. El abogado de los rugbiers apeló a las prisiones preventivas de los ocho imputados ante la Cámara de Dolores.

Alejo Milanesi y Juan Pedro Guarino, los rugbiers que fueron liberados hace diez días, pero que continúan vinculados a la causa por el crimen de Fernando Báez Sosa, se negaron a declarar. Sin embargo, no apelaron a la estrategia del resto de los imputados que cuestionaron a la fiscal Verónica Zamboni en su segunda indagatoria.

Tanto Guarino como Milanesi habían sido liberados el pasado 10 de febrero después de que el juez de Garantías David Mancinelli hiciera lugar a la solicitud de la fiscal. En su pedido, la funcionaria judicial decidió liberarlos dado que ninguno de los dos rugbiers fue reconocido en las ruedas.

Antes de declarar en la Fiscalía de Villa Gesell, las cámaras de televisión tomaron a Guarino dialogando junto a su padre y a su abogado defensor, Hugo Tomei, agarrándose la cabeza y llorando en varias oportunidades.

A su vez, ambos rugbiers fueron notificados de la nueva calificación de la causa, la fiscal solicitó imputar por el delito de lesiones leves contra cinco amigos del joven asesinado, que también fueron agredidos por varios de los acusados al mismo tiempo que era cometido el crimen de Fernando.

Por otro lado, este jueves, se supo que el abogado defensor Hugo Tomei apeló las prisiones preventivas de los ocho rugbiers que permanecen presos en el penal de Dolores y volvió a pedir para ellos, arresto domiciliario ante la Cámara de Dolores. Por lo tanto, la Cámara de Apelaciones de Dolores es la que deberá confirmar o modificar la situación de los imputados.

La defensa planteó su disconformidad con la resolución de Mancinelli respecto de las nulidades sobre presuntas irregularidades por parte de la fiscalía, las cuales ya habían sido presentadas en la audiencia preliminar del jueves pasado en un escrito.

El viernes pasado, el juez Mancinelli avaló la investigación de Zamboni y dictó la prisión preventiva para ocho de los acusados por el delito de "homicidio doblemente agravado", que prevé una pena de prisión perpetua. Al agravante "concurso premeditado de más de dos personas", Mancinelli le sumó el de la "alevosía", ya que consideró que a Fernando los mataron "en total estado de indefensión". En su resolución, el magistrado señaló como "coautores" del crimen a Máximo Thomsen (20) y Ciro Pertossi (19), y como "partícipes necesarios" a Blas Cinalli (18), Luciano (18) y Lucas Pertossi (20), Enzo Comelli (19), Matías Benicelli (20), y Ayrton Viollaz (20).

Por otra parte los ocho rugbiers acusados de ser coautores del asesinato, cuestionaron a Zamboni en su segunda indagatoria y sostuvieron que no saben de qué se los acusa. Los imputados se quejaron durante la audiencia realizada el miércoles en la Fiscalía de Villa Gesell de aparentes errores procesales que habría en el expediente y se negaron a declarar sobre el hecho en sí. Afirmaron estar presionados por la prensa y por los presos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario