Gobierno denunció que hubo atentado en la línea Roca

Información General

El presidente Néstor Kirchner denunció ayer que fue intencional el incendio producido el domingo pasado en el centro de control automático de entrada y salida de trenes del ferrocarril Roca, operado por la empresa Metropolitano. «El primer informe dice que hubo tres focos de incendio intencionales», sostuvo el Presidente, quien atribuyó estos atentados a «gente que está tratando de desestabilizar y que no acepta los cambios en el país».

El incidente, que está provocando demoras y cancelaciones que perjudican a miles de usuarios fue vinculado en medios oficiales a la creciente ola de inseguridad que se registra en la Capital Federal en la última semana y que, según se estima, está fuera de las estadísticas.

Los informes de los peritos dijeron que se produjeron tres focos de incendio autónomos en forma simultánea. Esto provocó que no se dañaran el pupitre ni la consola por las cuales se dan las órdenes a las máquinas para arribar y salir de la estación Constitución, pero sí los mecanismos por los cuales se accionan estos elementos. Por esa razón, el sistema de entrada y salida de trenes funciona en forma manual, y las órdenes para evitar accidentes se realizan en forma telefónica.

• Llamativo

Tras las declaraciones de Kirchner, el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, acompañado por el secretario de Transporte, Ricardo Jaime, añadió que «no hubo señales de violencia para acceder al lugar, por lo cual se trata de gente con llave para ingresar por la puerta de servicio». Dijo que «llama la atención que el personal de vigilancia no pudo observar nada».

Fernández remarcó: «Nos preocupa mucho que algún sector de la sociedad insista en que por vía de atentados se pueda generar o profundizar una sensación negativa en la sociedad». Agregó: «Estamos en presencia de un atentado, que lo único que ha buscado es afectar la normalidad del servicio y la tranquilidad de la sociedad».

Afirmó el jefe de Gabinete: «No estamos en presencia de un sistema deficiente de trenes, que eso seguramente también existe y lo estamos estudiando», y que lo que se buscó con el atentado es «generar una situación de caos».

Por su parte, el secretario Jaime destacó que la firma Metropolitano «ya venía con problemas -antes del incendio-en la prestación del servicio y ahora se agravó la situación». Añadió que «lo que hay que hacer es pasar de un tren cada seis minutos a uno cada doce, esto hace que se tenga la mitad de los coches que salían». El gobierno dispuso añadir un servicio de colectivos en el horario pico, y las formaciones del sistema eléctrico se cumplen con más vagones.

Metropolitano venía teniendo serios problemas en el ferrocarril San Martín, debido a que por una decisión judicial le fueron caucionadas varias locomotoras, en el marco de un juicio sobre la pesificación de un «leasing». En las últimas semanas, el Estado puso el di-nero para rescatar las locomotoras, pero igualmente, Metro-politano todavía no las pudo en servicio.

Por los incumplimientos acumulados, se venía mencionando que el gobierno rescindiría la concesión del San Martín, pero deja-ría en manos de Metropolitano el Roca y el Belgrano Sur. No obstante, ayer por la tarde arreciaron las versiones de que la empresa, manejada por el empresario Sergio Taselli, perdería las tres concesiones. También se afirmó que si eso se produjera, el Estado no se haría cargo de la operación, sino que se la daría transitoriamente a otra de las concesionarias de ferrocarriles urbanos.

Dejá tu comentario