La Ciudad y el GBA vivieron otra jornada agobiante

Información General

La mitad del territorio nacional sufrió temperaturas máximas superiores a 30 grados centígrados, e incluso mayores a 35 grados en una decena de provincias del norte, constató el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

En Salta, Formosa, Chaco, Misiones, Corrientes, Tucumán, Catamarca, La Rioja, San Juan, el norte de Córdoba y el norte de Santa Fe, los termómetros se acercaron a los 40 grados.

En al menos en treinta grandes ciudades del país la temperatura superó los 30 grados centígrados, con picos cómo la localidad salteña de Tartagal, donde hubo 38,6; San Salvador de Jujuy, con 38,4; la salteña Orán, con 37,8, o la misionera Posadas, con 35.
En la Capital Federal el termómetro llegó a 29,9º con una sensación térmica de 32º, mientras que en el conurbano bonaerense la máxima, registrada en el observatorio de Ezeiza, fue de 31,3, informó el SMN.

Las condiciones meteorológicas derivaron en sucesivos alertas del SMN por tormentas fuertes en el centro y norte del país.

En Córdoba, una fuerte tormenta de viento, agua y piedra causó esta madrugada voladura de techos, caída de árboles y graves daños a los sembrados del noreste cordobés, afectando particularmente a las localidades de Villa Fontana y Toro Pujio, aunque sin dejar víctimas personales, informaron las autoridades.

El intendente de Villa Fontana, Cristian Baudino, afirmó que el daño material por la tormenta es "muy considerable" y precisó que entre otras cosas, "el viento causó la voladura del cielorraso de la estación de servicio ubicada sobre la ruta provincial 17".

Además, las fuertes ráfagas hicieron volar gran parte del techo del corralón del municipio, de un quincho del polideportivo municipal, de un establecimiento avícola y de otros galpones, y también hubo caída de árboles y de carteles.

Por su parte, el intendente de Toro Pujio, Federico Landra, dijo que los mayores daños se produjeron en la zona rural, afectando en gran medida los sembrados de soja y trigo.

Anoche, en Mendoza, una fuerte granizada provocó daños en cultivos y viviendas en zonas rurales y urbanas del este provincial.

El director provincial de Defensa Civil, Rafael Garay, describió a Télam que "las nubes graniceras se formaron alrededor de las 19 de ayer en Tupungato, a 78 kilómetros al sudoeste de la capital, y luego se trasladaron a la zona este del Gran Mendoza, especialmente a los departamentos de San Martín y Junín".

"Además de los daños en viñas y fincas con frutales y hortalizas de la estación, el fuerte viento y la lluvia posterior causaron la voladura de techos metálicos y de madera, con ruptura de algunas membranas y tanques de agua, y la muerte de animales de granja", agregó el funcionario.

Dejá tu comentario