19 de enero 2011 - 00:05

La lluvia trajo calles anegadas, semáforos fuera de servicio y derrumbes

Fuertes lluvias sobre Capital y Provincia.
Fuertes lluvias sobre Capital y Provincia.
La lluvia fuerte que afectó a la ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense ocasionó anegamientos de calles, se hicieron cortes preventivos de avenidas y cayó un rayo sobre una casa en Quilmes, sin ocasionar heridos y más de una decena de semáforos de porteños quedaron fuera de servicio.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó en una hora cayeron 20.4 milímetros de agua en la ciudad y el Gran Buenos Aires y emitió un alerta meteorológico, ante las características de este fenómeno de fuerte intensidad.

En tanto, un rayo cayó sobre una casa en la localidad bonaerense de Quilmes causando también anegamientos, colapso de cloacas y caída de árboles, sin reporte de evacuados ni víctimas, informaron voceros de Defensa Civil.

El hecho ocurrió en una vivienda de dos plantas situada en Emilio Zola 4596, se sintió una explosión que destrozó un balcón y parte de la losa, lo que causó rajaduras y gran cantidad de mampostería caída.

Una fuente de Defensa Civil de Quilmes dijo que "los dueños de la vivienda deberán apuntalar la estructura para evitar el desmoronamiento, ya que es una propiedad privada" y negó que la membrana asfáltica que estaba colocada en el techo "haya tenido relación con la caída del rayo".

Graciela, dueña de la casa, explicó que en la parte superior afectada "no había nadie porque se fueron de vacaciones" y agregó: "sentí una explosión y luego empezaron a caer escombros por todos lados. Hay una pared que está muy deteriorada y rajaduras en distintos sectores".

La intensa precipitación acumuló 58 milímetros de agua y estuvo acompañada de fuertes vientos que originaron la caída de árboles, cables y cartelería, mientras que también colapsaron cloacas en Quilmes.

En la ciudad de Buenos Aires la lluvia no cayó de manera uniforme "lo que permitió escurrir al agua por los sumideros, por lo que no se registraron anegamientos", dijo Nicolás Russo, jefe de Defensa Civil.

No obstante "cayeron al menos 30 árboles por acción de los vientos que por momentos llegaron a los 70 kilómetros en distintos puntos de la ciudad", explicó Russo.

Los distribución de las lluvias "no fue homógenea y los barrios de Boedo y Villa Lugano sufrieron la mayor cantidad de agua caída", señaló el jefe de Defensa Civil porteño.

La avenida General Paz estuvo casi media hora cortada en forma preventiva a la altura de San Martín, por la acumulación de agua de lluvia sobre la calzada principal.

La interrupción se produjo en el sentido desde el Acceso Norte hacia Liniers, a la altura de Lope de Vega, cuando cayó mayor cantidad de agua en forma intermitente.

La mayor intensidad se dio entre las 8 y las 9, cuando cayeron 20,4 milímetros junto con fuertes ráfagas de viento, indicó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

El organismo estimó para el primer trimestre del año una precipitación en la ciudad de Buenos Aires de 200 milímetros en valores normales, aunque hasta el 10 de enero pasado se había superado en 25 milímetros los valores promedio para el mes.

El pronóstico para la ciudad indica que el cielo se presentará algo a parcialmente nublado con una temperatura mínima de 18 grados y una máxima de 29. Las marcas irán en ascenso y llegarán a una máxima de 32 para el sábado.

Las lluvias causaron, además, demoras en los servicios eléctricos y diesel de la línea General Roca por anegamientos en las vías, situación que fue regularizada por la tarde.

En Quilmes, voceros de Defensa Civil explicaron que la gran cantidad lluvia hizo colapsar las cloacas en la zona de Bernal y Bernal Oeste por lo que que el agua servida salía a la superficie.

También indicaron que muchos árboles cayeron y uno destruyó un auto y parte de una vivienda en la calle Fleming, entre Misiones y Formosa. En varias calles debieron cortar el tránsito para que el paso de los vehículos no hiciera ingresar agua a las viviendas.

El centro, este y norte de la provincia de Buenos Aires fue una de las zonas del país en la que hoy se registró el más alto nivel de precipitación, junto a Tierra del Fuego, el norte de Misiones, este de Río Negro y sur de Santa Cruz, precisó el SMN.

El frente frío que causó las lluvias se desplazó hacia el noreste y afectaba ahora al norte de Entre Ríos, por lo que se determinó el cese del alerta para el este de la provincia de Buenos Aires y la Capital Federal.

Dejá tu comentario

Te puede interesar