Los 75 años del Obelisco

Información General

El Obelisco porteño, monumento histórico nacional que con el paso del tiempo se convirtió en el mayor ícono de la ciudad de Buenos Aires celebró sus 75 años de vida con una fiesta de cumpleaños que tuvo una gigantesca torta, tangos y milongas, además de familiares del arquitecto que lo construyó.

Una inusual fiesta de cumpleaños tuvo lugar en pleno centro porteño y sorprendió a peatones y conductores que transitaron durante la tarde por la intersección de las avenidas 9 de Julio y Corrientes.

Al pie del Obelisco se dieron cita autoridades porteñas, artistas, vecinos y el hijo del arquitecto que fue su mentor, Alberto Prebisch, además de otros familiares, para rendirle homenaje a un verdadero emblema de la ciudad.

Prebisch recordó que él tenía tres años cuando participó de la inauguración del monumento de la mano de su padre, y con nostalgia señaló: "pasaron 75 años y sigue en pie". "Tengo un gran recuerdo. En aquellos años no se pensó que podía convertirse en un símbolo de la ciudad", indicó.

Entre las múltiples anécdotas que contó sobre la vida de este monumento histórico, el hombre mencionó que "en la década del 70 hubo una experiencia en Alemania de correr de lugar a un edificio y acá se pensó que se podría hacer lo mismo con el Obelisco".

Para celebrar este nuevo aniversario, el Gobierno porteño organizó hoy una serie de actividades culturales, donde se resaltó el interés por comprender el entorno artístico que reinaba hace 75 años en la ciudad, durante la inauguración del monumento, y se recreó la música de Buenos Aires de la época con la presencia de destacados artistas.

Participaron del homenaje el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta; el titular de la cartera de Cultura de la ciudad, Hernán Lombardi; el ministro de Ambiente y Espacio Público, Diego Santilli; el secretario de Inclusión y Derechos Humanos de la Ciudad, Daniel Lipovetzky; el candidato a legislador Sergio Bergman y Fernando Huergo, director de Siemens, entre otros.

"Todos sabemos lo que significa el Obelisco. Es el símbolo de los porteños. Con una sola imagen refleja al conjunto de los habitantes de la ciudad", señaló Rodríguez Larreta.

Asimismo, Lombardi recordó que "hace 75 años se escribía 'Nostalgia', y Francisco Canaro estrenaba sus obras en el Teatro Nacional" y sostuvo que "reconstruir lo que pasaba en esa época genera la contradicción entre el tiempo que pasa y la identidad que perdura".

Entre los artistas convocados para homenajear al símbolo de la ciudad se destacó la presentación de Raúl Lavié que cantó "Nostalgias", el tango estrenado en 1936, con letra escrita por Juan Carlos Cobián y Enrique Cadícamo.

Asimismo, los flamantes campeones de tango salón de la Ciudad de Buenos Aires, que se consagraron el pasado sábado, bailaron tangos, valses y milongas estrenados allá por el año 36.

Una de las piezas fue "La Puñalada", la milonga mítica de Pintín Castellanos estrenada por Juan D'Arienzo en la ciudad de Montevideo. Además, estuvieron presentes alumnos de la escuela Nª 7, acompañados por vecinos de la ciudad.

En la ocasión se repusieron las placas faltantes del monumento, una de las cuales está dedicada al autor de la obra, dos sobre el sitio en el que por primera vez se izó la bandera porteña y una cuarta con un soneto dedicado por el poeta Baldomero Fernández Moreno al propio Obelisco.

Completando los festejos y en el marco de Buenos Aires Capital Mundial del Libro 2011, se repartieron textos y poemas de Baldomero Fernández Moreno inspirados en el monumento, postales del Obelisco, escarapelas y publicaciones de la Constitución Nacional.

Dejá tu comentario