Macabro: enfermero alemán admitió haber matado a 100 pacientes

Información General

Se trata de Niels Hoegel, de 41 años, quien reconoció administrar dosis letales de medicamentos para "hacerse el héroe" e intentar reanimarlos. Los familiares de las víctimas buscan justicia.

Un enfermero alemán admitió ante un tribunal el martes haber matado a un centenar de pacientes con inyecciones letales para poder hacerse el héroe al intentar reanimarlos.

Cuando el juez Sebastian Buehrmann preguntó a Niels Hoegel, de 41 años, si eran válidos los cargos que pesaban en su contra, el empleado de salud contestó de forma afirmativa. "Todo lo que he admitido es cierto", enfatizó.

Hoegel se cubrió la cara con una carpeta de plástico azul mientras la policía y su abogado le conducían hasta la sala del tribunal en la ciudad de Oldemburgo.



Ya había sido condenado a 15 años de cárcel en 2015 tras ser declarado culpable de matar a dos pacientes con inyecciones letales. En enero, los fiscales presentaron nuevos cargos en su contra por haber matado a otras 97 personas.

Su admisión no pondrá fin al juicio, en el que las familias de las víctimas esperan descubrir más información sobre los crímenes.

"Queremos que reciba la sentencia que se merece", declaró Frank Brinkers, cuyo padre murió por una sobredosis presuntamente administrada por Hoegel. "Cuando finalice este juicio, queremos dejar todo esto atrás y encontrar consuelo".

Los fiscales de Oldemburgo dicen que una investigación e informes de toxicología mostraron que inyectó a 35 personas en una clínica de la ciudad y a otras 62 en otra en la cercana Delmenhorst con medicamentos que podían matarlos.

Dejá tu comentario