Milagro en Mar del Plata: le dispararon, pero el tiro pegó en un paquete de chicles

El hecho delictivo, sexto que sufre este kiosco marplatense en lo que va del año, tuvo un desenlace inédito que no terminó en tragedia por fortuna.

El paquete de chicles que frenó el impacto de bala

El paquete de chicles que frenó el impacto de bala

En un nuevo hecho de inseguridad, un vendedor de un kiosco de Mar del Plata vivió una situación milagrosa que no terminó en tragedia gracias a un paquete de chicles.

El episodio delictivo, sexto en lo que va de este 2024, tuvo un desenlace más violento que los anteriores y con un cierre de película que por fortuna la víctima puede contar.

Cristian, el protagonista de esta historia, contó cómo sucedió el robo y recordó: “Uno de los malvivientes me pidió plata, no reaccioné y ahí me tiró el primer tiro, que le pegó a los chicles y por eso no me da a mí”.

Vale precisar que las golosinas se encontraban arriba del mostrador y sirvió para bloquear el ataque efectuado por el delincuente.

El vendedor atacó a los ladrones con gas pimienta

Habiendo zafado del disparo de uno de los delincuentes, el vendedor tomó su gas pimienta y lo pulsó contra los asaltantes que, pese a fallar el tiro y ser contraatacados con el aerosol, continuaron exigiendo la recaudación del día.

El asalto, sucedido en la avenida Peralta Ramos al 700, conmocionó a la ciudad y al propio protagonista que no aún no cree haber vivido semejante situación: “Manoteé el gas pimienta y le empecé a tirar a ellos. Primero al que estaba enfrente, el que disparó, y después al que estaba al lado”, agregó en diálogo con el sitio local 0223.

Y completó: “Cuando se estaban yendo, y ya con el efecto gas pimienta, [uno de los delincuentes] me apuntó como para tirarme y como no pudo tiró para arriba. Pegó por ahí, pero no a mí. Luego, hirió a su secuaz”.

Según fuentes policiales, los ladrones escaparon del local sin concretar el robo.

Dejá tu comentario

Te puede interesar