La historia de Boji, el perro influencer que recorre Estambul en colectivo

Información General

Todos los días se la pasa en el metro de Turquía y acapara la atención de los miles de usuarios que concurren a diario. Conocelo.

Turquía es la casa de Boji, el perro más famoso del país. Lo llaman así porque su nombre significa “pasillo del metro”, justamente el lugar donde permanece la mayor parte de los días.

Pero además de viajar en metro durante todo el día, Boji también se pasea en los buses, el tranvía, e incluso cruza el canal del Bósforo en ferry.

Recorre entre 30 y 40 kilómetros por día en Estambul, pasando por muchas de las estaciones de la red y haciendo al menos dos viajes en ferry. “Sabe a dónde ir. Sabe por dónde salir”, dice Avlin Erol, jefe de relaciones con los clientes del metro de Estambul.

image.png

El ayuntamiento de Estambul le creó una cuenta en twitter e instagram (@boji_ist), juntas ya suman 256.000 seguidores, aproximadamente, y son manejadas por el municipio. Muchos de los pasajeros lo conocen de cruzarlo todos los días y le sacan fotos y selfies que suben a sus redes. Y lo tratan con amor, porque Boji es un perro bueno, tranquilo e inteligente.

Boji respeta las reglas básicas del transporte y su instinto de precaución le hace saber que se tiene que parar detrás de la línea amarilla. Además, un dato no menor, deja salir a los pasajeros antes de entrar, detalla Infobae.

El fotógrafo Chris McGrath pasó un día entero siguiendo a Boji por la ciudad. Se mostró sorprendido porque el perro sabía exactamente qué recorrido hacer: si se sube a un ferry y no es el que va al destino que quiere ir, se baja y busca el siguiente. “No sé cómo lo sabe, pero parece que le gusta subir en el ferry de Beikta”, cuenta el fotógrafo, y agrega “Cada vez que pasa por delante de un autobús, una furgoneta o cualquier otro medio de transporte, simplemente quiere subirse a él. Es realmente extraño”.

Argentina no se queda atrás con Corchito, el perrito platense

Los perros son fieles compañeros y protagonistas de muchísimas aventuras. También se divierten, y forman parte de la vida cotidiana de grandes y chicos.

En La Plata, vive “Corchito”, un perro que forma parte de una hermosa historia de amor y compañerismo que va desde La Plata hasta el Oeste bonaerense.

Con todas las comodidades que le ofrecen los choferes de la línea Oeste, “Corchito se hizo conocido en las redes sociales gracias a los videos compartidos por uno de los colectiveros.

"Cuando escucha los colectivos que llegan, él sale corriendo y viene con nosotros, se sube al vehículo para dormir una siesta o hacernos compañía mientras descansamos", relató Lucas en diálogo con El Bonaerense. El animal ya es un compañero más en el equipo y el primer encuentro fue inesperado, ya que salió a hacer un recorrido y se topó con Corchito dentro del colectivo.

image.png

"La gente me dice que lo adopte, pero él ya tiene dueña y ella vive a dos cuadras de la parada. Un día la dueña pasó y nos dijo que el perro era de ella, nosotros la dejamos que lo pase a buscar, pero el animal regresa solo", expresó el colectivero sobre el compañerismo del perro. En ese sentido añadió que "se escapa para estar acá y si no estamos se va hasta la herrería a tomar sol y cuando escucha que alguien llega, va corriendo hasta la parada para recibirlo".

Corchito no solo comparte los momentos de descanso de los colectiveros, sino que también come con ellos. "Come bizcochito, pizza y hasta asado con nosotros, por lo que podemos decir que no tiene lujo, pero él es feliz con esas comodidades", indicó Lucas, quien también dijo que tiene su propia cama cubierta para resguardarse del frío.

Si bien no viaja con el colectivo en movimiento, "se sube, busca el asiento que quiere y se pone a mirar por la ventana, es como un pasajero más". Además, entre todos los choferes lo integran y "él solo disfruta de estar dentro del colectivo y en muchas ocasiones nosotros lo molestamos, le ponemos el cinturón o le decimos que vamos a salir y se pone como loco".

Dejá tu comentario