Radiografía del derrumbe

Información General

La fuerte explosión que provocó el derrumbe de parte de un edificio de nueve pisos de en pleno centro de Rosario conmocionó a la ciudad santafesina. La terrible explosión se produjo a las 9:30 de este martes en un edificio de tres cuerpos situado en Salta, entre Salta y Bulevar Oroño, y fue seguida de un incendio que pudo ser apagado varias horas después.

Como consecuencia del estallido, el cuerpo central del edificio, un sector de nueve pisos con 18 departamentos, se derrumbó por completo, mientras que los otros dos cuerpos -ambos de diez pisos- sufrieron serios daños y se teme por su estructura.

Además, a raíz de la explosión se vieron afectadas numerosas viviendas ubicadas en la misma manzana, por lo que se dispuso su evacuación hasta tanto los expertos verifiquen las condiciones de seguridad y sean restablecidos los servicios.

En un principio se informó que la explosión se habría originado en una caldera del edificio, pero la magnitud de los daños dejó abierta otra posibilidad ya que al momento de producirse el hecho allí se habría estado cambiando un regulador de gas.

La Justicia santafesina ordenó allanar las oficinas de la empresa Litoral Gas, ubicada en Mitre y San Lorenzo, en busca de documentación sobre reclamos y quejas de los vecinos.

El pedido fue ordenado por la titular de la Fiscalía Nº 11 de los tribunales provinciales, Graciela Argüelles, y durante la tarde de esta martes se cumplió con el allanamiento.El vocero de Litoral Gas, José María González, aclaró que la empresa no había recibido ninguna denuncia previa al respecto.

Escenas de pánico se observaron en la zona, donde vecinos permanecieron atrapados entre los restos del edificio donde se produjo la explosión, mientras otros recorrían el lugar en la búsqueda de familiares desaparecidos.

Además, se produjeron cuantiosos daños en edificios linderos y las autoridades cortaron todos los accesos al lugar, al tiempo que se suspendieron las clases en una docena de colegios cercanos.

Autoridades locales confirmaron que había riesgo de derrumbe total, en medio de una situación dramática en la que, hasta el mediodía, permanecieron personas en pisos superiores de los edificios afectados, algunos de ellos asomándose desde balcones destrozados y sin baranda. Muchas de las víctimas fueron rescatadas por medio de escaleras por los bomberos, luego de pedir ayuda durante al menos dos horas desde los edificios dañados.

El peligro de derrumbe determinó a las autoridades a levantar un vallado de unos cinco cuadras alrededor del edificio, lo que provocaba serios trastornos de tránsito en la zona céntrica de la ciudad. Además de causar serios daños en al menos tres edificios, provocó rotura de vidrieras y otras estructuras, dejando un paisaje bélico en la zona afectada.
La explosión pudo ser oída desde varios kilómetros y dio paso a una columna de humo y polvo de varios metros de altura.

Dejá tu comentario