Se define en febrero la suerte del icónico Bar Plaza Dorrego

Información General

El próximo 4 habrá una segunda audiencia que tendrá lugar en Comodoro Py entre los mozos y el dueño del local.

La crisis argentina se refleja en todos lados y ni los lugares emblemáticos logran ser la excepción. Más de tres meses pasaron desde que se desató el conflicto que puso en la cuerda floja al mítico Bar Plaza Dorrego en San Telmo. Desde entonces, poco cambió.

Los siete mozos que aún mantienen en pie el bar, se siguen turnando todos los días para que alguno de ellos duerma en el lugar. Además, autogestionan su funcionamiento desde la compra de la mercadería hasta su paso por la cocina y el pago de los salarios, según comentó a este diario uno de sus trabajadores.

Además, agregó que, con el propietario del fondo de comercio, Rubén Yufera, de 78 años, ya nadie tiene contacto.

Como un emblema de lo que sucede hoy en Argentina, el ocaso de este ícono porteño, que intenta salir a flote, representa de alguna manera al país actual.

El próximo 4 de febrero, una segunda audiencia tendrá lugar en Comodoro Py entre los mozos y el dueño del local. La intención de los empleados es formar una cooperativa, cuyo pedido ya está en trámite, para seguir llevando adelante el negocio con el correspondiente pago del alquiler del inmueble además de una garantía que ya fue ofrecida.

Sin embargo, el dueño por ahora no tuvo intención de aceptar esto, ya que en una primera audiencia las partes no pudieron lograr un acuerdo.

Según sostuvieron los mozos, si bien están esperanzados en que en algún momento se destrabe, temen que el conflicto sea para largo.

Así y todo, de 8 a 23, Plaza Dorrego mantiene sus persianas altas y su espíritu intacto. Entre cafés que van y vienen sobre las bandejas plateadas de los mozos, turistas curiosos se siguen asomando a este lugar por donde desfilaron figuras emblemáticas de la cultura como Jorge Luis Borges, Ernesto Sábato, Julio de Grazia, Aníbal Troilo y el Polaco Goyeneche.

Mientras tanto, desde la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos informaron que ya está redactada la declaración para convertirlo en Bien de Interés Histórico Nacional pero el expediente está en espera de la firma del Presidente.

Situado desde hace 140 años en la esquina de Defensa y Humberto Primo, el café solo puede alardear de haber sido declarado bar notable en 2004, además de Sitio de Interés Cultural en 2011 por la Legislatura de la Ciudad.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario