Dueños les huyen a las inmobiliarias y venden propiedades en forma directa

Información General

En los últimos 3 años creció un 10% este tipo de operaciones en los portales web.

El mercado inmobiliario está prácticamente paralizado y atraviesa una de las peores crisis de los últimos años. Ante este escenario complejo, las inmobiliarias deben afrontar la pérdida de clientes. Es que los propietarios se vuelcan cada vez con más fuerza a las ventas de dueño directo.

“De los clientes que sumamos el año pasado, el 15% ya había publicado su inmueble en inmobiliaria, algo que antes no ocurría”, destacó a este diario Eduardo García, fundador del portal Solodueños.com.

En general, lo que buscan los propietarios es evitar el cobro de comisiones que en el caso de compra-venta de un inmueble se trata de 3 puntos para los dueños y 4 para el comprador. Aunque esos números pueden variar según cada inmobiliaria.

“La operación se hace mediante escribano, pero el uso de internet facilita la búsqueda de compradores y hace que los dueños puedan evitarse el pago de las comisiones”, agregó García. Una de las herramientas que más ayuda son las fotos con tecnología 360 que permite optimizar tiempo. “Llega a ver la propiedad quien realmente está interesado”, concluyó Eduardo García.

“Es una tendencia que viene en aumento en los últimos tres años. En el portal Mercado Libre hoy se ve que un 30% de las propiedades están en venta a través de dueño directo, mientras que hace tres años ese número representaba el 20%”, agregó, por su parte, Mauro Ayala, director de Alquilando.com.

Hoy en las calles se ven decenas de carteles que ofrecen propiedades a la venta. “La oferta se multiplica porque se están acumulando propiedades porque el mercado está prácticamente paralizado”, agregó Ayala.

Si bien son muchos los propietarios que se abocan a comercializar su propiedad de forma directa para los agentes inmobiliarios se corren muchos riesgos. “En una época de muchos robos violentos no creo que sea muy inteligente ahorrar en honorarios inmobiliarios. Nuestro trabajo consta en ir a la propiedad, pedir datos, corroborar esa información; es un trabajo de vital importancia”, aclaró, por su parte, Jorge Toselli de JT Inmobiliaria.

Lo cierto es que en época de crisis se asumen ciertos riesgos. Hoy las pocas transacciones que se están realizando son de propiedades pequeñas de entre 1 o 2 ambientes. Así, por ejemplo, un departamento que cuesta u$s100.000, el propietario debe abonarle a la inmobiliaria el 3%, es decir, u$s3.000 y el comprador, u$s4.000, a lo que deberán sumarle los gastos de escribano. “Cuando llegás muy justo con el dinero, esas comisiones se hacen casi imposibles de pagar, por eso el cliente se inclina hacia las transacciones de dueño directo”, agregó García.

A esto se suma el factor tecnología. “Al no haber intermediarios cada dueño entra a su cuenta y observa las consultas de posibles compradores, además los asesoramos con fotografías 360, que es realmente el diferencial”, agregó García.

Como en todos los negocios, la tecnología e internet llegaron a cambiarlo todo. Lo difícil es que el mercado de real estate se actualice y se sume a esta ola de revolución. Hoy las pocas operaciones que se realizan son a través de dueño directo, algo lógico para los tiempos de crisis y bolsillos flacos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario