Subte: con denuncia de sabotaje, se vuelve a tensar el conflicto en la línea B

Información General

Tras la firma de un principio de acuerdo para operar la línea B de subtes en su recorrido completo, dos incidentes volvieron a tensar el conflicto entre el Gobierno porteño, la empresa Metrovías y el gremio de los Metrodelgados.

Metrovías denunció que el problema técnico ocurrido en la Estación Rosas de la línea B, que causó demoras y problemas en el servicio y posteriores incidentes con los pasajeros, se debió a un sabotaje.

"A las 05.30 hrs., personal técnico de la empresa, encontró un cable de retorno de tracción cortado que da continuidad eléctrica a los rieles, esencial para el desplazamiento de los trenes. Asimismo, las puertas de ingreso al sector técnico, donde se encuentra el sistema de señalamiento, estaban forzadas", sostuvo en un comunicado. 

El escrito explica que "la falla ocurrida no permitió la puesta en servicio de las 19 formaciones que se encontraban disponibles a primera hora de la mañana" y que "la empresa realizó las denuncias pertinentes y se encuentra investigando el hecho a fin de identificar a los responsables".

"Es lamentable confirmar una vez más que hay personas que intencionalmente buscan afectar el servicio y perjudicar a los más de 300 mil usuarios de la línea", señaló Metrovías.

Por su parte, el Secretario General de la Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro, Roberto Pianelli, explicó que "había dos o tres subtes que no arrancaban porque no tenían señal para salir, el sistema de señales falló" y denunció que" los choferes y los guardas fueron brutalmente agredidos".

Además responsabilizó a Metrovías porque "nos señalaban como vagos y eso influyó en que los pasajeros se la agarraran con nuestros compañeros".

Dijo también que "no están los trenes necesarios para operar el servicio hasta la estación Rosas". "Quedó demostrado que lo que dijimos en primera instancia teníamos razón", sostuvo. "Si no están los trenes necesarios, que no se haga el trayecto. Vamos a colaborar, pero no vamos a ser suicidas", añadió.

"Es lamentable que Metrovías se preste a estas anormalidades y el culpable de todo esto es el gobierno de la Ciudad, porque quería inaugurar de cualquier forma las estaciones", declaró por su parte Néstor Segovia, Secretario Adjunto.

En una conferencia de prensa realizada en la sede del sindicato, dijo que "el gobierno de la Ciudad conocía los problemas" en la estación, inaugurada hace casi un mes por el gobierno porteño.

Este jueves, una formación sin pasajeros descarriló en la cochera de la estación Juan Manuel de Rosas, lugar clausurado según el acta firmada días atrás con SBASE y Metrovías.

Un día después, debido a un desperfecto y las posteriores demoras en la terminal, pasajeros agredieron a guardas y maquinistas acusándolos de generar la restricción por razones gremiales.

Los hechos comenzaron cuando una formación sufrió desperfectos mecánicos en la estación Rosas, y debió ser reemplazada por otra que estuviera en condiciones.

El tiempo transcurrido mientras se realizaba el recambio alteró los ánimos de los viajantes que, creyendo que se trataba de una medida gremial, agredieron verbalmente al personal como así también arrojaron objetos contra las boleterías.

El Secretario de Prensa de la Asociación Gremial de los Trabajadores de Subte, Enrique Rosito, en declaraciones radiales explicó que "el sistema de señales todavía no está debidamente ajustado y esto generó las demoras".

A raíz de esto "hubo algunos intentos de agresión a una boletera, que estaba en la estación Rosas, y por eso participo la Policía Metropolitana para desalojar la estación", agregó Rosito.

El gremialista señaló que "esto confirma todo lo que nosotros veníamos diciendo, que las cocheras no podían ser habilitadas, y que hacía falta un período de capacitación en todos estos tramos nuevos".

Dejá tu comentario