Tensión en Parque Patricios por desalojo

Información General

Alrededor de 1.500 personas fueron desalojadas hoy por orden de la Justicia de un predio de la ex línea ferroviaria Belgrano Sur, ubicado en el barrio porteño de Parque Patricios, que había sido ocupado y donde se levantó un asentamiento de precarias casillas de chapa y madera.

El desalojo se desarrolló desde la mañana en el terreno ubicado entre las calles Miravé y Olavarría -a metros del estadio del club Huracán-, en medio de un clima tenso y con fuerte presencia de la Guardia de Infantería de la Policía Federal.

El procedimiento fue supervisado por personal de la Policía Federal, que custodiaba la zona mientras los ocupantes de los terrenos retiraban sus pertenencias.

El operativo policial se inició puntualmente a las 10:00, cuando los uniformados obligaron a las familias a retirar muebles, artefactos y otras pertenencias de las precarias viviendas.

Posteriormente, los policías comenzaron a derribar las casillas, por lo que se generó un clima de tensión entre los ocupantes del lugar y los efectivos de la fuerza de seguridad, aunque no se registraron incidentes de gravedad.

El operativo fue ordenado por el Juzgado Nacional de primera instancia en lo Contencioso Administrativo federal número 9, precisaron las fuentes policiales consultadas.

El terreno, ubicado detrás del estadio de Huracán, tiene unas 19 hectáreas y es administrado por el Organismo Nacional Administrador de Bienes del Estado (ONABE).

El titular de ese organismo, Fernando Suárez, comentó que en el lugar había personal del Gobierno porteño ofreciendo "un subsidio de 450 pesos para resolver el problema habitacional de la gente" que se había asentado en esas tierras.

Además, remarcó que la gente que ocupaba el predio "no vive habitualmente acá, sino que van y vienen", y atribuyó la ocupación al accionar de "grupos de ciudadanos bolivianos y paraguayos y a operativos del PO (Partido Obrero)".

Durante el desalojo, varias mujeres reclamaron airadamente ante los periodistas presentes en el lugar señalando que no tenían un lugar donde ir a vivir, aunque a pesar de la tensión no hubo enfrentamientos con la Policía.

Dejá tu comentario