Tío involucró al hijo de la mujer asesinada y enterrada bajo su cama

Información General

Uno de los hermanos de Mónica Bauzá, la mujer que estaba desaparecida y fue encontrada enterrada en una casa de Los Hornos, aseguró que está convencido de que su sobrino mayor, que es policía, actuó como cómplice de su padre.

"Creo totalmente que actuó como cómplice. Mi ex cuñado es una persona muy enferma, diabética, y no pudo cavar el pozo solo", dijo Hugo Bauzá.

"En ningún momento él dijo la verdad, las cosas claras. Por eso nosotros también tenemos sospechas. Hizo cuatro declaraciones distintas en la causa", comentó el hermano de la víctima.

Bauzá explicó que la relación entre su sobrino de 26 años, y que trabaja como policía, con su hermana "no era buena".

"Ultimamente tenía una mala relación con mi hermana porque él (por el sobrino) se quería ir a vivir con la novia y mi hermana se negó porque la casa era chica", señaló.

Además, Hugo contó que "hay denuncias de que mi hermana fue golpeada por el hijo mayor".

El cuerpo de Mónica Bauzá, una mujer de 43 años que se encontraba desaparecida desde hacía casi ocho meses, fue encontrado enterrado bajo la cama de su ex esposo, en una vivienda de la localidad bonaerense de Los Hornos, luego de que el hombre confesara el crimen.

El hombre, llamado Juan Segovia, fue detenido cerca de la estación de trenes de Constitución, en la Capital Federal.

Segovia se encontraba desaparecido desde que habían pasado unos meses de que no se supiera nada de su ex esposa, con quien compartía el mismo terreno, aunque residían en distintas casas, y recién fue ubicado el miércoles en cercanías de la estación de trenes de Constitución.

"Luego de varias preguntas, él se quebró y dijo que el cuerpo estaba escondido debajo de la cama, donde él dormía", indicó Gagliano en declaraciones a radiales, acerca del procedimiento realizado ayer, que finalizó con el hallazgo de los restos de Bauzá en el domicilio situado en la calle 68, entre 153 y 154, de esa localidad cercana a La Plata.

La mujer se quejó del accionar policial, porque el domicilio en el que fue encontrado el cuerpo ya había sido rastrillado antes, sin resultados.

En ese sentido, sostuvo que en el procedimiento realizado el miércoles, en el que el caso pudo esclarecerse, intervino "otra policía".

La madre de Bauzá también dijo que en la familia "siempre" habían sospechado del hombre ahora detenido, ya que la pareja se llevaba "mal" y "siempre tenían discusiones".

"Nosotros pensábamos que él podía matarla. Y nos dábamos cuenta que Mónica no había salido de esa casa. Pero la tenía que buscar la Policía", sostuvo la mujer.

Bauzá se encontraba separada desde hace varios años de su ex esposo, con el que había tenido dos hijos, y hasta que en agosto del año pasado desapareció, convivía con otro hombre.

La mujer que trabajaba como empleada doméstica en varias casas había desaparecido el 18 de agosto de 2009, y el caso había disparado varias marchas protagonizadas por familiares y vecinos en reclamo de su aparición.

La repentina desaparición de Segovia y los antecedentes de malos tratos hacia su ex pareja, habían avivado las sospechas sobre su presunta participación en el crimen, que recién pudieron ser confirmadas en las últimas horas, con el hallazgo del cuerpo.

Dejá tu comentario