Tucumán: la lluvia dio una tregua pero continúa el estado de emergencia

Información General

El mal clima que se registró en los últimos días en Tucumán dio esta madrugada una tregua a las más de 25.000 personas afectadas por las consecuencias del temporal, aunque la mejoría llegó con la confirmación de la desaparición de un joven de 16 años.

En ese sentido, según informaron fuentes policiales, José Luis Alberto Suárez era intensamente buscado en el marco del operativo diagramado por el comité de crisis que creó el Gobierno provincial.

El adolescente fue arrastrado el pasado miércoles por las aguas del río Medinas, en la localidad de Aguilares, luego de haber salido de su casa a caballo, cuando pretendía ir a buscar ayuda.

En la víspera, una persistente lluvia había complicado la situación de emergencia que se vive en buena parte del territorio tucumano.

Las autoridades provinciales afirmaron que el distrito quedó "bajo el agua" con la nueva lluvia, al tiempo que se confirmó una segunda víctima fatal del temporal.

Las intensas lluvias generaron el desborde de ríos y arroyos y el corte de numerosas rutas y caminos.

"Cerca de 3.500 tucumanos continúan evacuados", indicó el gobernador José Alperovich sobre la terrible situación que vive la población tucumana, mientras que desde Defensa Cívil se precisó que son 25.000 los afectados por el temporal.

La diputada Beatriz de Alperovich, esposa del gobernador, afirmó que la provincia "está bajo el agua", ya que no estaba preparada para un tormenta de semejante magnitud.

"La provincia estaba preparada para una gran tormenta en cuanto a sistema sanitario. Pero es un desborde y es la primera vez que se inunda toda la provincia", aseveró la legisladora provincial.

En tanto, desde el Gobierno Nacional se enviaron doce camiones con alimentos, víveres y medicamentos para que sean distribuidos entre la gente que quedó atrapada en sus casas por el temporal.

Además, el Ministerio de Desarrollo Social, que dirige Alicia Kirchner, informó que envió botas de goma, colchones, frazadas, chapas de cinc y zapatillas, que se suma a la colaboración realizada en la víspera con la entrega de latas de alimentos, frascos de mermelada, latas de durazno al natural y frazadas.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó que las lluvias aisladas y tormentas persistirán al menos hasta el lunes próximo.

Durante el primer día del fenómeno meteorológico, había muerto Eduardo Ricardo Lezcano, operario de la Dirección Provincial del Agua.

La segunda víctima fatal del temporal se registró en el barrio San Roque de la localidad de Arcadia: allí, un hombre murió luego de sufrir un paro cardíaco.

En la ciudad de San Miguel de Tucumán aún quedaban alrededor de 50 personas evacuadas, las cuales fueron alojadas en el complejo Ledesma.

Pero la situación más grave se vivía en la zona sur de la provincia, ya que en diferentes localidades había más de 1.500 personas que no pudieron regresar a sus hogares.

En las cuatro horas de mayor violencia del temporal cayeron en promedio, más de 120 milímetros de agua, mientras que ayer se midió poco más de la mitad, 49mm.

A raíz del desborde de ríos y arroyos, ciudades del sur provincial como Concepción, Río Colorado, Lules y San Pablo, entre otras, se inundaron, mientras que hacia el norte, Burruyacú, La Ramada y Gobernador Gutiérrez, entre otras, permanecían anegadas.

El Ministerio de Salud de Tucumán anticipó el posible brote de epidemias de distintas enfermedades como consecuencia del temporal que azotó esta semana la provincia y que tiene como saldo dos muertos, un desaparecido y 25 mil afectados.

"La comunidad debe estar alerta porque luego de la inundación vienen la hepatitis viral, la meningitis y la diarrea", explicó el subsecretario de la cartera, Alberto Sabaj.

En ese sentido, Sabaj manifestó que es vital que las personas que estén atrapadas por las inundaciones "preparen bien el agua" potabilizándola con dos gotas de lavandina por litro.

Además, advirtió que los alimentos deben revisarse con especial atención, y también tienen que usarse calzados adecuados, para evitar picaduras.

"Nuestros equipos de Áreas Operativas y Áreas Programáticas, están trabajando en 40 centros de evacuados y tenemos calculado que allí hay alojadas unas 2.000 personas", comentó en declaraciones que publica un sitio web de Tucumán.

Por esa razón, una importante cantidad de enfermeras, agentes sociosanitarios y médicos se encuentran a disposición de los afectados.

Ante la posibilidad de un brote epidemiológico, Sabaj recomendó que "la gente debe lavarse bien las manos y las excretas deben ser controladas en bolsas para evitar que contaminen".

Dejá tu comentario