Tucumán: llega más ayuda para afectados por el temporal

Información General

Otros seis camiones con ayuda para los damnificados por el temporal, que hasta el momento causó un muerto un desaparecido miles de evacuados y decenas de miles de damnificados, llegaron esta madrugada a la ciudad de Tucumán, informaron las autoridades.

De esta forma son 30 los camiones, procedentes del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, que se recibieron con cien toneladas de alimentos y víveres destinados a los 5.000 evacuados y 25.000 afectados por el temporal que desde el miércoles último azota a la provincia de Tucumán.

Durante el curso de esta jornada arribará también al aeropuerto Benjamín Matienzo un avión Hércules con agua mineral, pastillas potabilizadoras, sábanas, pañales, zapatillas y frazadas, para distribuir entre los damnificados.

En casi toda la provincia amaneció lloviznando, incluyendo algunas localidades del sur, que fueron las más afectadas y en las que llovieron hasta 160 milímetros entre el miércoles y el jueves.

El parlamentario justicialista José Teri, de la comisión de Obras Públicas de la Legislatura, aseveró hoy a la prensa que la "situación más dramática sigue siendo en Río Colorado", localidad ubicada a unos 65 kilómetros al este de la capital tucumana.  

Los equipos técnicos de la provincia y de la Nación se concentraron en la zona de Río Colorado, así como en Villa de Atahona y Alpachiri, ubicadas a más de 70 kilómetros al sur de la capital, para distribuir víveres y atender sanitariamente a las familias afectadas.

Aunque en muchas localidades descendió el nivel de las aguas -llegaron a 1,60 metros en algunos casos- como consecuencia de que ayer no llovió, aún hay barro en las calles y muchas familias perdieron todas sus pertenencias.

El temporal se desató a las 21.30 del miércoles y llegaron a caer hasta 160 milímetros de agua en algunas zonas, lo que obligó a que fueran evacuadas 5.000 personas, mientras que otras 25.000 fueron afectadas por el impacto de la crecida de ríos y arroyos.

Hasta el momento, sólo una persona -Ricardo Lezcano, empleado de la Dirección Provincial del Agua- murió como consecuencia de la crecida de las aguas, mientras que la Policía Lacustre aún busca a un joven de 16 años que habría sido arrastrado por el río Medinas, a unos 65 kilómetros al sur de la capital.

Dejá tu comentario