Un detenido por el asesinato del jubilado en Lanús

Información General

Un hombre fue detenido este miércoles acusado de haber participado del crimen de Juan Bautista González, el jubilado de 75 años que fue asesinado hace dos semanas frente a su familia cuando se resistió a un asalto en su casa de la localidad bonaerense de Lanús, informaron fuentes judiciales y policiales.

La detención fue concretada a las 5 de la mañana en la localidad bonaerense de Florencio Varela, en uno de los 20 allanamientos realizados hasta ahora en la causa instruida por el fiscal Santiago Vadillo y el juez Gabriel Vitale, ambos del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.

El detenido, identificado como David Podonza, alias "Pasarella", y de 27 años, es uno de los tres sospechosos que ya estaban individualizados en la causa, por lo que ahora sólo resta apresar a otros dos acusados que permanecen prófugos.

Un jefe policial contó a Télam que "Pasarella" estaba "escondido en la casa de un amigo en Florencio Varela", ubicada en la calle Antognoli 3136. Del operativo participaron efectivos del grupo táctico Halcón, la Jefatura Departamental y la Delegación Departametal de Investigaciones (DDI) de Lomas de Zamora.

En un video policial del allanamiento que fue difundido por canales de TV, se pudo observar que este imputado que está acusado de matar a un abuelo, tiene paradójicamente en su espalda un tatuaje con la leyenda "abuela te amo".

Voceros judiciales y policiales indicaron a Télam que hay elementos que incriminan al ahora detenido y sus dos presuntos cómplices, especialmente el auto que fue utilizado en el hecho y luego secuestrado por los investigadores.

El crimen de González ocurrió cerca de las 7.50 del 21 de agosto último en su casa de la calle Tuyutí 1429, de Lanús, en el sur del Gran Buenos Aires, donde vivía con tres de sus hijos.

El episodio se inició cuando Leonardo González (38) el menor de sus hijos, su esposa y sus niños de 2 y 5 años, salieron de la casa para abordar su Chevrolet Corsa, estacionado en la calle, para ir al jardín de infantes a dejar a los chicos.

Mientras González reingresó a la casa para buscar las mochilas de los chicos, su esposa y los niños fueron abordados en la calle por tres delincuentes con fines de robo, que se les pusieron a la par en un Chevrolet Corsa verde oscuro.

Un delincuente amenazó a la mujer y le dijo que se llevaría el auto y otro ingresó a la vivienda y encañonó con un arma a González hijo.

La situación fue advertida por González padre quien según contó luego su propio hijo "se puso loco", forcejeó con el ladrón y fue asesinado de dos balazos, uno en el pecho, con orificio de salida por el omóplato y otro en la cabeza.

Tras el ataque, el homicida huyó junto con sus cómplices sin robar nada y en el mismo auto en el que había llegado, que luego fue localizado y secuestrado en la causa y fue una pista importante para identificar a los presuntos autores del hecho.

El crimen de González conmocionó a la comunidad de Lanús, donde los vecinos realizaron marchas para que se esclarezca el caso y contra la inseguridad.

Tan sólo 11 días más tarde, el pasado domingo por la madrugada, asesinaron en otra "entradera" ocurrida en el mismo partido del sur del conurbano a una mujer que regresaba a su casa tras festejar su propio cumpleaños.

La víctima fue Alicia Dubau (64) y el asesinato fue en la puerta de su casa situada en Guido Spano 1154, de la localidad de Remedios de Escalada, donde llegaba junto a su esposo a bordo de su Toyota Corolla.

Cuando el esposo de Dubau abrió el portón, fue abordado por dos delincuentes armados que querían robarle el auto. El hombre ingresó al garaje y cerró el portón y uno de los delincuentes subió al auto y asesinó a Dubau de un tiro en la zona intercostal izquierda.

Por este caso y una serie de robos cometidos esa noche en la misma zona, fueron detenidos dos sospechosos que ayer quedaron comprometidos cuando las pericias sobre un revólver calibre .38 que se les incautó determinaron que fue el arma homicida de Dubau.
Por estos dos crímenes y ante los reclamos de los vecinos, el ministro de Justicia y Seguridad bonaerense, Ricardo Casal, envió a Lanús a 300 efectivos del Grupo Halcón, Infantería y Caballería para sumarse a las tareas de seguridad.

Casal también resolvió enviar a Lanús al subsecretario de Seguridad Operativa, Emanuel Baloira, y al jefe de la policía, superintendente Hugo Matzkin.

Dejá tu comentario