Edición Impresa

La industria trabajó al 57,7% de su capacidad en marzo

El indicador anotó una caída de 3,9 puntos porcentuales en la comparación interanual y bajó 0,8 p.p. con respecto a febrero. Complicaron la aceleración de la inflación y la mayor presión cambiaria.

La utilización de la capacidad instalada en la industria (UCII) anotó en marzo una nueva caída en términos interanuales, al retroceder 3,9 puntos porcentuales al 57,5%, informó ayer el INDEC. Pero además, el indicador cayó contra febrero en 0,8 p.p., ante una nueva aceleración de la inflación y una mayor presión del tipo de cambio, que atentaron contra la actividad manufacturera. Vale recordar que en el mes, la producción industrial se contrajo un 13,4% interanual y un 4,3% desestacionalizado, de acuerdo con el organismo estadístico.

Los malos datos de marzo refutaron la teoría del oficialismo de que la economía estaba comenzando a recuperarse, tras tocar piso en noviembre. Si bien es cierto que no se perforaron los niveles alcanzados en dicho mes, desde el Gobierno esperaban un crecimiento mensual constante hasta llegar a las elecciones. Lo que se esperaba eran unos meses más con caídas en la comparación interanual, dada la elevada base de comparación, pero hacia el segundo semestre se iba a comenzar a vislumbrar cierta recuperación. Pero la aceleración de la inflación de los últimos meses, dada la mayor presión cambiaria, impidió este suceso. Pero además, el Banco Central decidió endurecer su política monetaria para combatir este fenómeno, lo que termina favoreciendo a que se genere un contexto recesivo.

En este escenario hubo diversos sectores que finalizaron con más de la mitad de capacidad ociosa. La industria automotriz sigue siendo uno de los sectores más golpeados, con apenas un 35% de utilización de su capacidad, ante la menor cantidad de unidades fabricadas por las terminales automotrices. Le siguieron Metalmecánica excepto automotores (43,1%), Productos de caucho y plástico (48,7%) y Productos alimenticios y bebidas (55,7%). Por encima del nivel general se destacaron Refinación de petróleo (76,6%), uno de los sectores que podría ayudar a la recuperación económica este año, de la mano de Vaca Muerta, Papel y cartón (71,1%) y Sustancias y productos químicos (-69,6%), que completaron el podio. Más abajo se ubicaron Industrias metálicas básicas (64,8%), Productos del tabaco (63,8%), Productos minerales no metálicos (62,4%) y Edición e impresión (58,1%).

Ante las restricciones de liquidez que apuntan a reducir la inflación y de las complicaciones en el escenario macroeconómico, en los próximos meses continuarán los inconvenientes para el sector industrial. Todo esto podría conllevar a mayores dificultades para los indicadores sociales, de ingreso y empleo, ya que la industria es uno de los segmentos más intensivos en la utilización de mano de obra. No obstante, las medidas implementadas por el Gobierno para contener los precios de las tarifas hasta fin de año podrían ayudar en el corto plazo a llegar con más calma a las elecciones.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario