Trabajar como en casa, desde la comodidad de un hotel-office

Lifestyle

La caída de la ocupación obligó al sector a transformarse. Varios establecimientos ofrecen vivir la experiencia de teletrabajo con todos los servicios de un hotel y en un espacio de confort y relax.

QUna tendencia que se fortalece en el mundo es la descentralización de las oficinas corporativas. Ante la contingencia sanitaria, la modalidad de home office se instaló en las realidades laborales de la mayoría de los países y se convirtió en la alternativa más eficiente mientras volvemos paulatinamente a la llamada “nueva normalidad”.

El sector del turismo es sin dudas uno de los más golpeados y el que más tiempo tardará en recuperar los números prepandemia. Dentro de la enorme y compleja industria, que emplea a 284 millones de personas y genera el 9,8% del PIB global, la hotelería juega un rol fundamental.

“Estamos soportando la mayor pérdida de puestos de trabajo, con 225.000 empleos menos durante el 2020. La destrucción de las empresas de nuestro sector es el doble que en el resto de la economía nacional. En comparación con el promedio de la economía argentina, la caída de la hotelería es ocho veces peor”, analiza Graciela Fresno, presidenta de la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA).

Nichos emergentes

Ante este escenario, muchos hoteles sufrieron grandes transformaciones. Algunos tuvieron la posibilidad de reconvertirse, fundamentalmente aquellos que gracias a su concepción (diseño, concepto, tecnología, etc...) están mejor preparados para el corto y mediano plazo, sin necesidad de recurrir grandes modificaciones estructurales o a altas inversiones.

Hoy, la novedad es ofrecer una experiencia mixta entre relax y teletrabajo. Así, nace el concepto de hotel-office o room-office. La tarifa no sólo incluye las habitaciones y los amenities tradicionales de un hotel, sino espacios de coworking. Algunos adicionan charlas, workshops y espacios de nertworking, entre otras actividades.

“La iniciativa del room office está pensada para profesionales independientes y de empresas que necesitan un espacio en el que desarrollar su jornada laboral con todo el equipamiento necesario y la tranquilidad que le ofrecemos. También funciona como base en el centro porteño: a una persona que tiene un compromiso puntual en la ciudad, le puede servir completar sus tareas en nuestras propiedades, con una buena conexión a internet, una silla ergonómica y escritorio, un entorno silencioso, luz natural, baño privado y, por ejemplo, la posibilidad de pedir a la habitación un café, una bebida fría o algo para comer desde la habitación”, cuenta Julieta De Grazia, directora general Región Cono sur de NH Hotel Group. “Con el correr de las semanas, a medida que se vayan flexibilizando las medidas de aislamiento, subirá más la demanda”, agrega De Grazia.

Según Marisa Basile, gerenta general de Almarena Apart & Hotel Boutique, ubicado en Costa del Este, “con la reapertura del hotel en el mes de diciembre surgieron nuevos requerimientos especiales por parte de nuestros huéspedes. Muchos ahora no solo desean quedarse a pasar el fin de semana sino extender su estadía y trabajar desde el hotel mientras el resto de su familia disfruta sus vacaciones”.

Así, muchos establecimientos se preparan para lanzar una nueva experiencia para teletrabajar y, al mismo tiempo, disfrutar de la oferta complementaria del hotel. Algunos plantean alquilar los diferentes espacios (habitaciones, terrazas, bares o restaurantes, etc...) por horas y por un precio inferior al estándar de una noche. Otros piensan incluir estos servicios a la tarifa, sin cargo adicional. De una u otra manera, la idea es la misma: responder a la creciente demanda de empresas y empleados que necesitan un espacio bien equipado, confortable y seguro para desarrollar su trabajo sin distracciones y con absoluta privacidad.

Dejá tu comentario