Dulce y vegano: cómo reemplazar ingredientes en repostería

Lifestyle

Desde la ONG Million Dollar Vegan comparten preparaciones veganas fáciles de hacer y secretos para adaptar cualquier plato de la pastelería tradicional.

Elegir una alimentación vegana, más sana y amigable con el medioambiente y los animales no significa decirle “adiós” al disfrute en cada bocado, existen opciones, dulces y saladas, ricas en nutrientes que sorprenden el paladar.

"Uno de nuestros objetivos es romper con los prejuicios de la alimentación vegana para abrir paso a nuevas formas de comer, con platos simples, ricos y nutritivos que también resulten más económicos en el día a día. Creemos que acceder a alimentos de origen vegetal y a información sobre veganismo es un derecho de todas las personas", explicó Jacqueline Guzmán, gerenta de Campañas de Million Dollar Vegan en Argentina, organización internacional sin fines de lucro que busca crear conciencia sobre cómo la cría y el consumo de animales afectan al planeta y la salud humana.

Sin embargo, a veces la falta de información sobre cómo preparar las recetas veganas puede generar dudas o frustración. Por eso desde la ONG revelan algunos tips para no fallar:

  • Puré de manzana. Sirve para reemplazar aceite, manteca y huevo en tortas, pan, galletitas y muffins. La proporción es 1:1, por ejemplo, ½ taza de aceite equivale a ½ taza de puré de manzana y en el caso del huevo, la equivalencia es 1 huevo = ¼ de puré de manzana. Atención: Para que funcione esta sustitución, se debe colocar polvo de hornear, por lo tanto si la receta no lleva, colocar 1 cucharadita por cada ¼ de taza de puré de manzana.
  • Semillas de lino o chía molidas. Imitan las propiedades adherentes del huevo en panes, tortas, muffins, etc. La equivalencia es 1 cucharada de semillas molidas + 3 cucharadas de agua = 1 huevo. Para moler las semillas, colocarlas en la licuadora o procesadora en seco, luego mezclar una cucharada de la preparación con tres cucharaditas de agua, integrar y dejar reposar durante cinco minutos para que espese.
  • Banana pisada. Funciona como sustituto del huevo, ya que aportan humedad y dulzor a las recetas con productos de origen vegetal. Se recomienda añadir más cantidad de polvo para hornear para evitar que el resultado sea denso. La proporción es ½ banana madura aplastada para sustituir un huevo.
  • Harina de garbanzo. Actúa como aglutinante y agente leudante y es un buen reemplazo del huevo para repostería como, por ejemplo, en bizcochos, galletitas y pastas. ¿Cómo? Mezclar tres cucharadas de harina de garbanzo con tres cucharadas de agua por cada huevo que indique la receta original hasta que quede una pasta consistente y cremosa.
  • Aquafaba. El aquafaba es el líquido de cocción de los porotos y otras legumbres como los garbanzos, que normalmente se descarta luego del hervor. Es revolucionario no solo por las posibilidades culinarias que abre, sino también porque es un producto que cualquiera puede tener en casa, fácil de obtener y muy barato para reemplazar el huevo. Su mezcla de almidones, proteínas y otros sólidos vegetales solubles que migraron de las semillas al agua durante el proceso de cocción le da a esta sustancia un amplio espectro de propiedades emulsionantes, espumantes, aglutinantes, gelatizantes y espesantes. Dentro de los usos más conocidos del aquafaba se encuentran merengues, mayonesa, crema batida, mousse y espesantes. La tabla de medidas es: 1 huevo = 3 cucharadas (45 ml), 1 clara = 2 cucharadas (30 ml) y 1 yema = 1 cucharada (15 ml).

Recetas de repostería 100% vegetales

Budín marmolado

Ingredientes

  • 2 tazas de avena instantánea
  • 2 bananas maduras
  • ½ taza de azúcar mascabo u otra
  • ½ vaso de agua
  • 3 cdas soperas de semillas de chía
  • 2 cdas de cacao amargo
  • 1 cda de polvo de hornear

Procedimiento

En un recipiente poner las semillas de chía con ½ vaso de agua y dejar reposar por 10 minutos. Al hidratarse la chía, la preparación quedará espesa y de consistencia tipo gel.

Pisar o mixear las bananas junto con las semillas de chía. Integrar el azúcar, el polvo de hornear y por último la avena.

Para lograr el marmolado hay separar la mezcla en dos mitades y a una de ellas integrarle el cacao con 2 cdas de agua para que no seque mucho la mezcla.

En una budinera de 18 cm previamente aceitada y enharinada, poner primero la parte de la mezcla que no lleva cacao. Luego, por encima, poner la mezcla que sí lleva cacao.

Con ayuda de un palito o el mango de una cucharita hacer un dibujo libre a lo largo de la preparación, mezclando un poquito las dos mitades para lograr un marmolado.

Llevar a un horno precalentado por unos 30 minutos aprox. Estará listo cuando al pincharlo con un cuchillo, este salga limpio. Dejar enfriar unos minutos, desmoldar y listo.

Tortas fritas

Ingredientes (para 8 unidades)

  • 250 g de harina leudante (o común con 1 cdita de polvo de hornear)
  • 125 cc de agua
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de aceite de girasol

Procedimiento

En un recipiente ponemos todos los ingredientes e integramos muy bien con las manos hasta formar una masa. Agregar un poco más de agua si fuera necesario.

Tapar la masa con papel film o una bolsa y dejar reposar unos 15 minutos.

Dividir la masa en 8 partes más o menos iguales y darles forma de bollito con las manos a cada una.

Enharinar una mesada y, con ayuda de un palo de amasar o tan solo con las manos, comenzar a estirar cada bollo dándole forma clásica de torta frita y de un espesor de 1 a 2 mm.

Hacerle a cada torta frita un corte en el centro, esto hará que se cocine mejor.

En aceite caliente comenzar a freírlas hasta que comiencen a dorarse. Retirar en papel de cocina o secante. También se pueden espolvorear con azúcar para terminar. ¡Listo!

Dejá tu comentario