Mar del Plata cede ante presión empresaria: abre gimnasios y natatorios

El municipio gobernado por Guillermo Montenegro autorizará nuevas actividades pese a no contar con el visto bueno del ejecutivo bonaerense.

Primero fueron los cafés y la actividad deportiva, después le tocó a los bares y a los restaurantes y ahora, a la espera del decreto municipal que lo oficialice, les llegó el turno a los gimnasios y a los natatorios. De esta manera, Mar del Plata vuelve a poner en marcha una nueva prueba piloto para una actividad que no cuenta con el aval de la Provincia.

A horas de que la Provincia de a conocer el nuevo cuadro de etapas, y confirme a la ciudad costera en la Fase 4, el intendente de Juntos por el Cambio, Guillermo Montenegro, habilitará la apertura de gimnasios, natatorios, salones de yoga, ferias a cielo abierto, escuelas de danza, salas de ensayo y de formación artística.

La decisión llega, una vez más, por recomendación de la Comisión de Reactivación local que, días atrás, había postergado su resolución provocando la ira de los titulares de gimnasios de La Feliz que emitieron un comunicado dejando en claro su situación. “Nos encontramos indignados y vamos a salir a mostrar nuestro descontento a las calles y si no tenemos respuestas evaluaremos el curso que tome nuestro reclamo”.

La secretaria de Salud, Viviana Bernabei, tomó la palabra entonces y pidió “ser muy cautos a la hora de pedir aperturas” al tiempo que remarcó que “no nos olvidemos que estamos en una fase 4 negociada con actividades de fase 5”.

Sin embargo, la “fase 4 negociada” no existe como tal. Es la forma que encontraron distintos intendentes para avanzar en habilitaciones locales sin contar con la aprobación provincial y no dejar a la vista lo real: un acto de rebeldía que, en el caso de Mar del Plata, no sólo generó varios roces con la ministra de Gobierno, María Teresa García, sino también con jefes de distritos vecinos, como Villa Gesell.

Finalmente, Montenegro consiguió el visto bueno local y avanzará en la prueba piloto de 14 días con el antecedente de nunca haber retrocedido en la decisión pese a la fuerte suba de casos que se dieron en el distrito en las últimas semanas.

Con este marco, la Comisión también sugirió la apertura de otras actividades que tampoco están contempladas en el sistema de fases del gobierno provincial como rehabilitación cardíaca, diseñadores de alta costura, servicios en general (agencias de RRHH, alquiler de autos), clínicas de cirugía estética, el Espacio Unzué, academias de surf y de fotografía y modelos.

Con un Concejo Deliberante bastante dividido (hay siete bloques), Montenegro encontró en la Comisión la forma de lograr un apoyo multipartidario que exponga el voto de todos los involucrados. De esta manera, el Frente de Todos local accedió, hasta el momento, a acompañar todas las recomendaciones pese a que la Provincia no lo autoriza. La oposición entiende que, más allá de las recomendaciones del ejecutivo bonaerense, no puede ir contra de los vecinos y que, en lo concreto, eso podría derivar en un fuerte rechazo popular en las elecciones de medio término del año que viene.

A la espera del decreto oficial, Mar del Plata habilita nuevas actividades pese a que hace solo dos días vivió su máximo pico de casos en un día con 84 positivos, el 20 por ciento de los activos actuales (418).

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario