Edición Impresa

Massa y la teoría "escalerita": ¿abren fórmula Alberto-CFK?

Convocaron al congreso del Frente Renovador en Parque Norte para el jueves 30. Crisis de Alternativa Federal, rebelión de Lavagna y vacío de gobernadores potencian acuerdo del PJ con el massismo.

Sergio Massa no se rinde. Por ahora, se cumplió su primer profecía política: Cristina se bajó de la candidatura presidencial. ¿Para propiciar la unidad? La teoría de “la escalerita” del jefe del Frente Renovador, podría abrir aún más el escenario de un peronismo unificado. “Cristina ya bajó un escalón. Ahora sigue la escalerita, bajarse de la fórmula”, analiza el precandidato presidencial de Alternativa Federal en la intimidad de los cónclaves massistas.

El contacto con Alberto Fernández es fluido y permanente. También con el titular del Partido Justicialista, José Luis Gioja. Le ofrecen el lugar que lo haga sentir más cómodo. Desde una PASO presidencial hasta la candidatura a gobernador de Buenos Aires. Massa repite: “No voy a ser funcional a Macri, pero en el Congreso del Frente Renovador se va a definir de manera colectiva dónde vamos a jugar”. En paralelo, Jorge D’Onofrio prepara para el 30 de este mes, en Parque Norte, un clamor a favor de la unidad opositora.

Massa también se comunicó con los gobernadores Mariano Arcioni (Chubut), Hugo Passalaqcua (Misiones), Juan Schiaretti (Córdoba), Juan Manuel Urtubey (Salta), Sergio Casas (La Rioja), Domingo Peppo (Chaco) y en la noche del domingo felicitó a Sergio Ziliotto, el mandatario elector de La Pampa que se sumó al pedido de unidad del peronismo tras la proclamación de Fernández como candidato presidencial.

La pulverización de Alternativa Federal como vehículo electoral conspira a favor del salto de Massa al PJ. Los gobernadores, aliviados por la proclamación de Fernández como presidenciable en reemplazo de Cristina, deconstruyeron a la liga de mandatarios que Schiaretti pretendía contener en Alternativa Federal. El cordobés será recibido hoy por Mauricio Macri a las 18 en la Casa Rosada. Y está molesto no sólo por tener que heredar una interna nacional que no le pertenece sino también por el vacío de sus colegas gobernadores y, en especial, el desmanejo político que ejerce Roberto Lavagna.

El exministro de Economía se había sumado a Alternativa Federal como oxígeno electoral para el peronismo alternativo. Pero se convirtió en un activo tóxico. Ayer, a 48 horas de la cumbre de AF prevista para mañana, avisó que será candidato presidencial y ratificó que no será parte de la PASO que animarían Massa, Urtubey y Miguel Pichetto, los presidenciables del PJ anti K.

El hartazgo de Massa y Schiaretti con Lavagna, sumado al vacío de los gobernadores, conforman el marco para el salto del tigrense al PJ. Como candidato presidencial o como postulante a la gobernación bonaerense. Esa definición depende también de la Casa Rosada. Si el peronismo abre la fórmula, baja a Cristina, y se materializa la unidad del massismo con el post kirchnerismo, Cambiemos analizaría por primera vez un cambio de estrategia. Y de fórmula presidencial.

En paralelo, las declaraciones de Schiaretti generaron ayer malestar en el Instituto Patria y en la sede del PJ nacional. “No comento lo que hace otro espacio político. No soy parte del kirchnerismo. (Alternativa Federal) va a tener fórmula propia. No vamos a formar parte de ni de una alianza con el kirchnerismo o Cambiemos”, advirtió el gobernador de Córdoba. “Entre hoy y mañana lo podríamos tener por acá”, avisan desde Casa Rosada. En el comando de campaña de Fernández-Fernández esperaban otro tipo de reacción del “Gringo”. Alguna manifestación que dejara abierto el escenario.

Pero de abrir el escenario peronista se encargó el massista Raúl Pérez: “Ratificamos la candidatura presidencial de Massa desde Alternativa Federal pero pretendemos escuchar la opinión de todos los gobernadores. La vocación de Massa es liderar la oposición y quien conduzca un cambio de modelo social y político. Nuestra prioridad que haya un nuevo gobierno y una nueva mayoría opositora para ganar”. En el massismo ya saben que la mayoría de los gobernadores se expresó a favor de la unidad y celebró la candidatura de Alberto Fernández. Y para abonar la teoría de la escalerita se preguntan: “¿Si la estrategia de Cristina era propicia la unidad del PJ por qué no le ofreció la candidatura presidencial a Schiaretti o a Sergio?”. “Hasta el 22 hay tiempo. Nada asegura que la fórmula con Cristina adentro esté cerrada”, avisa un cacique peronista que está cerca de Cristina. La ex presidenta podría incluso ocupar a partir del próximo año la presidencia provisional del Senado y estar en la línea sucesoria sin integrar la fórmula.

El tablero electoral experimenta un big bang. Al dúo Fernández-Fernández se suma Lavagna como quinto presidenciable confirmado -además de Macri, Alberto F, Massa y Urtubey-. El costo de su campaña sumaría como aliado en la provincia de Buenos Aires a Francisco de Narváez. El economista espera que Ricardo Alfonsín confirme si se suma a la fórmula.

El jueves, en el Hotel Castelar, se confirmará el sexto jugador que buscará la presidencia. Daniel Scioli presentará “Fundamentos y Principios para la Concertación Nacional y la Recuperación económica”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario