Acusan de un negociado con bonos a ministro de Correa

Mundo

Quito (AFP, EFE, ANSA) - La oposición ecuatoriana intentaba ayer poner contra las cuerdas al presidente Rafael Correa, exigiendo que se investigue a su ministro de Economía por un video que sugiere irregularidades en el pago de deuda externa para favorecer a banqueros venezolanos. Según se anunció, el funcionario deberá comparecer en el Parlamento el 5 de junio.

El izquierdista Correa, que en un principio se refirió al tema como una «conspiración», confesó ayer sentirse golpeado por el enfrentamiento con la prensa y los «intentos por manchar la honra» de su ministro Ricardo Patiño, al tiempo que reafirmó su respaldo al cuestionado funcionario.

«La semana empezó con un canalla, un desequilibrado mental, tratando de manchar la honra de uno de los hombres más honestos, más patriotas de este país, el compañero y amigo Ricardo Patiño», declaró el mandatario.

Correa recibió el fuego cruzado de detractores, analistas y la prensa, que sospechan que Patiño favoreció a terceros con una supuesta especulación en el pago de 135 millones de dólares correspondientes a intereses de bonos Global 2030. El mandatario hasta afirmó haber «perdido la alegría», pero -para tranquilidad de sus seguidores-, prometió que la va a recuperar.

«Hubo declaraciones que generaron expectativas y dudas que permitieron que banqueros venezolanos, aparentemente cercanos a su gobierno, ganaran decenas de millones especulando con un posible no pago», señaló el ex aspirante a la presidencia León Roldós, quien perdió las elecciones con Correa en 2006.

Patiño, que ayer debió negar su renuncia, quedó bajo sospecha después de que la televisión divulgó un video que registra una conversación suya con un ex ministro y agentes de una firma sobre una propuesta para «asustar el mercado con fines lucrativos». La cinta fue entregada por Quinto Pazmiño, quien se presentó como ex asesor del funcionario y en calidad de acusador.

«La propuesta que se me hizo fue muy clara: 'Necesitamos que usted asuste al mercado, y nosotros vendemos seguros de los bonos' (credit default swaps); la mayor parte de esas ventas de seguros se la iba a devolver al Estado para que pague una parte de su deuda», explicó Patiño, quien aseguró que rechazó el negocio.

  • Temor

    El ministro indicó que la grabación la hizo el gobierno por temor a ser víctima de una «trampa» y para demostrar cómo se «ha manejado el tema de la deuda», aunque varios sectores lo han criticado por mantener bajo reserva la misma al tiempo que exigieron una investigación penal y política para determinar si hubo un beneficiario.

    «¿No se asemeja esto en gran medida a lo que hacía Vladimiro Montesinos en Perú? El grababa los hechos ilícitos en los que incurría para posteriormente utilizarlos como fórmula de chantaje», planteó la derechista Cinthya Viteri, también ex candidata presidencial.

    Según Roldós, el ex ministro Armando Rodas y emisarios de la empresa Abadi (& Company, con sede en Nueva York) propusieron a Patiño «un fraude» para supuestamente castigar a los acreedores de bonos.

    Simultáneamente el jefe del Congreso, el derechista Jorge Cevallos, citó a Patiño a un debate el 5 de junio, mientras otros opositores anunciaron que demandarán penalmente al ministro por «colusión», según Gloria Gallardo, quien lucha por la restitución de su fuero parlamentario.

    En febrero, el gobierno de Correa informó que ante la falta de recursos aplazaría el pago de 135 millones de dólares por intereses de los Global 2030, acogiéndose al período de gracia de 30 días. Sin embargo, el Ministerio de Economía realizó ese pago a tiempo, el 14 de febrero.
  • Dejá tu comentario